Kevin Mancojo

Diario de a bordo

La intuición precede

Deja un comentario

Hoy me ha costado escribir por dos motivos: falta de inspiración y otras razones que creo que van a provocar un par de ideas para las semanas siguientes.

Por casualidades de la vida o a saber por qué (algo de lo que quiero hablar algún día) justo hoy tenía intención de comprarme una Gopro Black, las cámaras que están actualmente tan de moda y que se pueden montar prácticamente a cualquier cosa. Busqué en diferentes sitios y estaban agotadas, y lo peor es que ya no parecen producirse más porque han sacado otra.

Lo curioso de esto es que quería comprármela hace ya varias semanas, tenía todo para ir a por ella y por unas cosas y otras no lo hice. Y hoy al hacer bastantes kilómetros con el coche y salir con las manos vacías (chiste fácil) me desesperé, ni si quiera la edición silver que me ofrecieron me interesaba a pesar de ser mucho más barata.

Recordé en aquel momento el día en que quería comprármela y que mi voz interna dijo que lo hiciera sin dudarlo, esa sensación que tenemos en un momento determinado que nos impulsa a hacer algo en concreto y que por desgracia en ocasiones no nos dejamos llevar por ella como me pasó a mí.

Esa sensación se llama intuición y creo que no miento si digo que a todos nos pasa que cuando la tenemos y no le hacemos caso, nos arrepentimos después. No sé de dónde sale, ni cómo narices funciona, pero es tan alto el porcentaje de acierto que resulta estúpido no guiarnos por la intuición y sin embargo la dejamos pasar de largo como hice yo.

Creo que es una de las muchas lecciones que he aprendido porque siento como que me he fallado a mí mismo por no haberme escuchado en un principio y eso no es bueno a pesar de aprender de ello.

Supongo que necesitamos cometer estos errores para darnos cuenta de que la intuición es una parte importantísima de nosotros y que tenemos que aceptarla. Tal vez no la escuchemos porque nos da miedo que esté en lo correcto, tal vez simplemente tenemos que llevarnos la contraria a nosotros mismos para pegarnos ese porrazo, tal vez le demos demasiadas vueltas a las cosas en vez de dejarnos llevar de vez en cuando. Sea como sea no pienso volver a hacer tantos kilómetros sin una cámara.

A partir de hoy tengo un pequeño lema para este tipo de cosas: la intuición precede.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s