Kevin Mancojo

Diario de a bordo

Ya soy voluntario

10 comentarios

¿Qué tal os va el día? El mío, a pesar de tener problemas con mi pata de palo (si fuera de palo estaría más que astillada), he podido llevar a cabo algo que debí haber hecho hace tiempo; ser voluntario

En mi pueblecito tenemos lo que se llama “El banco del tiempo” y allí se intercambian unas actividades por otras, es decir, yo me he ofrecido allí para dar charlas y poder ayudar en ese aspecto y a cambio puedo apuntarme a clases de inglés intermedio o de informática o de lo que se ofrezca.

Una amiga me dijo que fuera voluntario donde fuera, que si de verdad me gusta ayudar que lo hiciera de manera voluntaria y hoy he cumplido. No sabéis lo orgulloso y satisfecho que está uno después de salir y decir: “soy voluntario”. Empieza a salir esa ligera sonrisilla que atrae la felicidad.

Nunca había hecho algo así en mi vida, ni siquiera me lo había planteado hasta que me lo propuso mi amiga. Todavía no he iniciado, no hice nada todavía, pero creo que esto me acabará gustando y me sacará más de una sonrisa llena de satisfacción. Y quién sabe, tal vez después de esto llegue a otro sitio, los caminos son demasiado largos como para ver cuál es el final.

Adoro tener tantas puertas abiertas, parece que no hago nada cuando en realidad estoy haciendo algo constantemente. Esta oportunidad sé que me va a sentar bien, sé que me va a enseñar cosas que por ahora me resultan desconocidas.

Tendría que haber mucha más gente que haga este tipo de cosas, pero también hay que admitir que no todo el mundo vale para eso. A pesar de ello yo recomiendo intentarlo al menos una vez en la vida. Yo he ayudado a personas incondicionalmente y siempre ha sentado bien ver que mis palabras o mis actos sirvieran para otros.

Como os dije al principio, el día se ha estropeado cuando mi pata hidráulica (que moderno suena esto) ha empezado a darme problemas (cosas de un martes 13 supongo). Pero el resto del día ha estado más que mejor; ser voluntario no se hace todos los días. Así que, me centraré en eso, en mi vídeo (aún me queda por editar), en la próxima charla, en que me he comido un pedazo kebab que casi exploto y en que me he puesto al día con un viejo amigo.

Cuando inicie con el voluntariado y haga cosas fuera de lo normal no os preocupéis que lo tendréis por el blog, sin duda que tendré cosas para contar, más que lo que he escrito hoy seguramente.

Empiezo a estar impaciente… Nuevas experiencias y nuevas sensaciones están en camino.

Anuncios

10 pensamientos en “Ya soy voluntario

  1. Enhorabuena por ese voluntariado, es muy agradecido serlo, se disfruta mucho cuando se puede ayudar a alguien. Yo disfruté mucho durante todos los años que fui voluntario en la Cruz Roja.
    ¡Me alegro por ti! Y espero que la pata hidráulica mejore y no te de mucha guerra, jejeje.

    Un abrazo, Kevin

  2. Soy una especie de voluntaria permanente, doy charlas sobre violencia de género, trata de personas, caminos espirituales y todo lo que me sea requerido desde el trabajo o desde las sendas personales. Es más que gratificante, da sentido a la vida y expande la conciencia, de ahí que te sientas tan contento.
    La pata hidráulica ya mejorará, lo importante es el kebab con los amigos.

    Un saludo afectuoso transoceánico.

    • Sabias palabras. Es muy gratificante y es que encima hay reprocidad en el aprendizaje, nunca es una de las dos partes la que aprende, sino ambas. Eso no hay quién te lo arrebate y sienta de lujo.
      Sin duda que lo importante es la compañía y los kebab jaja eso alegra el día a cualquiera 🙂
      Gracias por volver a cruzar el charco una vez más

  3. Felicidades hacer aquello que a uno nos llene siempre es una satisfacción. Aquí también tenemos el banco del tiempo y la verdad es que se hacen grandes cosas. 🙂

  4. Curiosamente ando ahora mismo investigando como y donde hacerme voluntario, ahora mismo tengo el correo lleno de respuestas y voy a tener que decirme. Lo malo es que en mi zona no tenemos banco del tiempo como vosotros, ni nada similar, espero que no me toque ir a la capi a propósito por que puede ser bastante limitante y de verdad que tengo ganas.
    Espero con ganas las historias de tus experiencias como voluntario! Ánimo y kebap para todos!

    • Tal vez, si en tu zona no hay nada, sea hora de que seas tú el que lo proponga y emprenda un banco del tiempo 🙂 seguro que no eres el único que quiere ser voluntario para ayudar a otros.
      Sea como sea, espero que tengas suerte y a ver si consigues algo, verás como va a sentarte de lujo
      Kebab para todos! Jajaja gracias 🙂

  5. Hola Kevin! Un placer saludarte! Te cuento que en Barcelona también tenemos el banco del tiempo, y me parece una muy buena manera de aportar y recibir. Yo recibí algunas clases de inglés a cambio de sesiones de reflexología podal, pero las opciones son muchas y muy variadas. Qué buena tu aportación, ya nos contarás más… Saludos!!! 🙂

    • Me alegra mucho de verdad oír que hay más bancos del tiempo en otros lugares de España. Eso significa que, a pesar de los problemas que hay en el país, se trata de buscar la forma de ayudar los unos a los otros.
      Os iré contando 🙂 un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s