Kevin Mancojo

Diario de a bordo

Que malo es vomitar

10 comentarios

Buenas, gente. ¿Alguien me echó de menos ayer? ¿No? Vale, vale… ¡Pues aquí acaba la entrada!

Venga, ya me dejo las tonterías, ahora en serio. No pude escribir nada ayer a pesar de haberlo intentado, el motivo fue una mala noche el sábado y un domingo más o menos igual. Al parecer tengo el virus del estómago que se ha puesto tan de moda… Lo peor de esto es que lo tuve hace unos cuantos meses, ya van dos en menos de un año. Me hago mayor.

Por lo tanto la entrada de hoy será sobre lo que tenía pensado escribir ayer: los síntomas, aunque no sé si definirlo exactamente así. Me explico: la noche del sábado la pasé vomitando (lo siento por aquellos que son de estómago delicado) y creo que es lo que más odio. Ni con la fiebre lo paso tan mal, ni con la garganta inflamada, ni la tos seca, ni con inflamación en el oído (bueno, esta última es dudosa…).

Me paré a pensar y es que cuando empiezas a encontrarte tan angustiado no sabes qué hacer, cuando en realidad es fácil; ir al baño. Pero el agobio y el malestar que se empieza a sentir lo nubla todo. Tuve la suerte de que la primera vez llegara a tiempo.

Aun así, lo que más me fastidia de esto es la parte en la que necesitas un esfuerzo tremendo para echarlo todo. No sé qué porcentaje del cuerpo actúa en este proceso, pero debe ser alto, porque después uno se queda tiradísimo en la taza del váter sin fuerza alguna.

No quiero hablar mucho más sobre esto sinceramente, no es algo muy divertido de leer, pero quería plasmar lo “bonito” que es tener fiebre o tos o alguna otra cosa comparado con el vomitar. A lo largo de toda mi vida lo he podido evitar muy a menudo y ahora que ha resurgido, me ha traído malos recuerdos y encima una reflexión con la que le he cogido más odio todavía.

Lo siento por aquellos que sean más delicados con estos temas, pero me apetecía hablar sobre algo así.

Y por suerte ya estoy mucho mejor, espero estar perfecto para el viernes.

Anuncios

10 pensamientos en “Que malo es vomitar

  1. Pues nada, a cuidarse, Kevi. Seguro que pronto estarás de nuevo en plena forma.

    Un abrazo

  2. Un saludo muy grande, que te mejores!!

  3. Que te mejores, un abrazo

  4. Que mejores pronto, Kevin! (mmmm….seguro un virus? Tu no te habrás ido de juerga el fin de semana? 😉 ) Besos!

  5. A cuidarse con la comida y la bebida, Kevin, ya pasó lo peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s