Kevin Mancojo

Diario de a bordo

Lo rápido que se estropean las cosas

12 comentarios

¿Cómo va el primer lunes de febrero? Aquí andamos de fiesta y yo ni me he asomado por ahí porque no quiero correr el riesgo de acabar cargándome mi pierna artificial (ya os dije que estaba fastidiada). La explanada donde se ha montado todo no es una superficie decente para mis actuales condiciones.

Hay que ver… es como si hablara de un coche. Y hablando de coche (pero que bien hilo todo por dios), llevamos ya casi un mes sin el nuestro. Parece que al mecánico le está costando solucionarlo. Un problema tras otro.

El viernes hablé con una amiga sobre cómo iba mi pata chula, le dije que seguía igual y dije algo como: “Lo rápido que se rompen las cosas y lo que cuesta arreglarlas”. Ya veis, esta frase me dio para una entrada y aquí está.

Primero fue mi pierna y después el coche. ¿O fue al revés? Ni idea, se me va la cabeza a ratos. Sea como sea, cuando algo se nos rompe, lo hace de un modo inesperado, salvo esos despistes de meter una cuchara metálica al microondas (a mí no me miréis, a mí no me ha pasado). Al pillarnos por sorpresa nos empieza a agobiar, al menos los primeros minutos; toca pensar en alguna solución y eso es tarea para pensadores. Con lo a gusto que se está cuando no hay percances…

Yo tengo la suerte de que generalmente mantengo la mente fría cuando surge algún problema, pero a veces es que no viene uno sino varios. En este caso son dos cosas que, aunque sean una putada (perdón por la palabrota), no me quitan el sueño, a pesar de que si al final me quedase sin pierna no habría quién me moviera. No, no estoy tan gordo como para sacarme de casa en grúa, pero es que ir a la pata coja no mola.

Sé que tendrá solución con un viajecito a Alemania (allí es donde me hacen la pata) ¡Y qué leches! Si me sirve de “excusa” para ir allí pues mejor, ¿no? Además, ahora que estoy con Youtube podré traer vídeos del norte.

Bueno, que me desvío del tema. Los problemas me vinieron de golpe, sin previo aviso y me fastidiaron un poco. Si mi pierna está medio rota no puedo andar bien, pero si no hay coche tampoco puedo desplazarme mucho. Por desgracia no sé para cuándo se irán esos problemas. El mecánico tarde o temprano llamará y dirá que ya está solucionado y yo para mi pierna he de llamar y moverme un poco para organizarlo. Un futuro algo incierto, pero he de conformarme.

Siempre digo que todo tiene solución y si no, pues me la invento. Será por eso por lo que estoy calmado cuando surgen estas cosas.

Como os decía: lo malo llega solo, sin alertarnos de que viene y después, para llegar al estado en el que estábamos, debemos hacer algo contra ello. Solo os puedo decir que le busquéis el lado bueno, no hay más. Y siempre existe uno, aunque no os lo creáis. Yo por ejemplo me iré a Alemania.

Anuncios

12 pensamientos en “Lo rápido que se estropean las cosas

  1. A esto se le llama optimismo puro y duro. Sigue así llegaras lejos, de momento a Alemania a arreglar la pata y luego…. pues hasta donde quieras llegar. Un Abrazo. 😉

  2. Me encanta tu optimismo! Me quedo con eso que dices: todo tiene solución y si no se la buscamos! Un abrazo grande!!

  3. A Alemania entonces, Kevin, maravillosa manera de ver la vida la tuya.
    Un saludo para ti desde Argentina.

  4. Ole tu, Kevin! Mejor actitud no se puede… 🙂

  5. Pues si me gusta que seas optimista y dentro de lo malo ver lo positivo que siempre lo hay. Pero para eso hay que ser una persona valiente, con ganas de vivir y aprovechar todos los momentos. Un abrazo.

  6. Tu optimismo es contagioso que lo sepas! Si me permites una pregunta impertinente (contesta sólo si quieres eh?) ¿Se suele estropear fácilmente la pierna o ha sido una cosa eventual?

    • Eso de que sea contagioso me alegra, así no lo pasáis tan mal si suceden cosas malas 🙂 No tengo problemas en contestar cosas así, por eso cree la categoría “¿Qué quieres saber?”. Ha sido eventual, torpeza mía. Hacía tiempo que no la liaba a lo grande y ya era hora. A raíz de eso se ha ido deteriorando.
      Aunque en teoría sea algo eventual, yo me fui cargando prácticamente todas las que tuve. Me reservo los detalles porque me has inspirado para una entrada 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s