Kevin Mancojo

Diario de a bordo

¿Adicción a las drogas o falta de cariño?

8 comentarios

Hacía tiempo que no reflexionaba de un modo más serio (estos días de atrás ha sido todo muy absurdo). Hoy leí algo muy interesante y como de costumbre, os dejo el link: “Se ha descubierto lo que probablemente causa la adicción…“.

Mientras iba leyéndolo, me paré a pensar en casos que conozco o que he conocido y era tal cual lo narra la persona. Y para aquellos que no sepan de que hablo porque no se han pasado por el link, os explicaré: el artículo habla de la experiencia de un individuo, Johann Hari. Él mismo lo cuenta en primera persona y explica que viajó 48.000 kilómetros para encontrar respuestas, respuestas al porqué la gente puede acabar adicta a la droga. Sé que puede sonar estúpido, pero según sigáis leyendo lo entenderéis.

Sus viajes le llevaron a conocer diferentes personas que le dieron algunas de las soluciones a sus preguntas y poco a poco veía más claro los motivos de la adicción: la falta de cariño. De verdad que os recomiendo leer el artículo, es algo que en cierto modo ya sabemos, pero me parece que necesitamos a alguien que nos lo estampe en la cara.

Ya os dije que según lo leía recordaba casos cercanos a mí. Tuve la suerte de no vivir casi ninguno, pero los he tenido. Creo que todos hemos tenido alguno por desgracia y lo curioso de ello es que empezamos a distanciarnos de estas personas… Justo el motivo por el que terminan peor; estas personas (no todas obviamente) acaban así por el hecho de tener un problema tras otro, por no ver ninguna salida, no ven dónde diablos sujetarse. ¿A qué van a aferrarse, si todos los que estaban a su lado se marcharon paulatinamente? Sé que es una cuestión de actitud, pero no podemos esperar que todos tengan el optimismo al que me agarro yo, por ejemplo.

La experiencia que viví fue así y encima era cuando todavía éramos muy pequeños, demasiado pequeños… Todos sabíamos cómo acabaría aquello incluso siendo tan críos. Y a pesar de todo ninguno hizo nada salvo los profesores que, bueno, hicieron lo que pudieron supongo…

Desgraciadamente dejamos a la deriva a gente de este tipo cuando en realidad el problema radica en eso, en la soledad que empiezan a sentir poco a poco, en los problemas que se van acumulando, en las diferentes puertas que están cerradas con llave.

Y claro, ¿quién querría acercarse a alguien que tiene unas pintas horribles, un tabique nasal destrozado, pinchazos en cada poro de su piel, un cuerpo menudo y esquelético?

Hay algo de mi hermano que, aunque me diera miedo de pequeño, ahora entiendo el motivo. Él ha hablado con gente tirada en la calle, les ha ofrecido cosas y al final, entre unas cosas y otras, acababan charlando. Las historias de aquellas personas eran más o menos las mismas: “Me echaron del trabajo”, “mi mujer me dejó y se llevó a los críos”, “mi hijo murió en un accidente de coche” y tal vez algunos hasta hayan sufrido por todos estos ejemplos y seguro que ni son los más graves… Triste, ¿verdad?

Cuando esto pasa en chicos jóvenes las historias cambian y con mucha diferencia: padres que trabajan tanto que no ven a sus hijos y que cuando llegan a casa prefieren no saber de nadie, algún familiar o varios que le dan mucho a la botella y bueno… todos sabemos lo mal que puede acabar eso. El fallecimiento de algún miembro que para el chaval era el pilar de su vida, destrozando así todos los horizontes que tenía en un principio. Si una persona adulta puede acabar destrozada, imaginad alguien joven sin saber quién es exáctamente, sin conocerse a sí mismo.

Demasiado bien estamos los demás que estamos en pie, cuando los que no pueden más están de rodillas suplicando ayuda aunque no suelten palabra alguna.

Creo que hoy hemos aprendido otra lección: no despreciar aquellos que estén abatidos y tirados en el suelo; lucharon batallas ellos solos y aun respiran, que no es poco.

Anuncios

8 pensamientos en “¿Adicción a las drogas o falta de cariño?

  1. La falta de amor es la raíz de la mayoría de los males de los seres humanos. Infancias con abusos crean monstruos, padres castigadores adultos violentos, falta de afecto problemas psiquiátricos…Tu reflexión es muy humana, Kevin.

    Un saludo afectuoso desde Argentina.

  2. Cuanta razón develas en esta reflexión, sobre un problema en el cual para nada somos ajenos, a todos nos ha afectado de manera directa o indirecta, cerrar los ojos y hacer como si no pasara nada es indignante, todos podemos aportar el cambio, dar amor, compasión y escuchar mas, claro entre otros…gracias por exponer tu punto, un saludo lleno de cariño 😊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s