Kevin Mancojo

Diario de a bordo

Dilema de maletas

9 comentarios

Traigo una noticia, de la cual no quiero dar muchos detalles porque intentaré traer una sorpresa que espero que os guste a todos. Me voy de viaje este lunes y hasta el viernes no volveré, por lo que no habrá nada nuevo hasta cuando vuelva.

Acabo de pensar… tal vez deje entradas preparadas para que allí solo tenga que publicarlas… Ya veré.

Vaya forma de desviarme del tema principal. Volviendo a lo de antes, yo no sé lo que habéis viajado los demás, pero en mi caso ha habido suficientes viajes como para aprender de cada uno de ellos, especialmente los últimos. En una ocasión cogí el DNI antiguo, el caducado, en vez del nuevo. Tuve la suerte de que era en la vuelta, pues miraron en la lista de la ida y vieron que yo formaba parte de ella y me dejaron pasar.

Además de eso me llevé muchísima ropa y si mal no recuerdo, terminé por usar la mitad de todo lo que llevé o tal vez menos; fue en casa de mi hermano y como me lavaban la ropa terminaba por usarla otra vez y listo. Y aquí está el tema del que quería hablar hoy: ¿las maletas llenas o con lo justo?

Sé que las mujeres en general (topicazo al canto, lo siento chicas) suelen llevar la maleta llena hasta no poder cerrarla o más bien, hasta tener que sentarse encima para que la cremallera selle su preciado tesoro. Es gracioso, según he hablado hoy con una amiga se supone que todo lo que sobra son los “por si acaso” o en algunos casos “para combinar” (ella me lo dijo de broma, pero sé que hay casos así de verdad). Encima tenéis que llevar vuestro maquillaje, el secador y todo ese tipo de neceser. Vamos, que la maleta acaba convirtiéndose en una bomba de relojería.

En cambio los hombres… bueno, mejor hablaré por mí, que los hay muy pijillos también. Yo soy bastante simple para esto y más ahora que aprendí de los errores del resto de viajes. Mi hermano me quería regalar la Playstation 3, pero le dije: “Es que mira la maleta, está llena…”. Qué pena, ¿no? Que tuviera que dejar la consola por llevar ropa demás… Pero no, ni loco iba a dejarla, así que aprovechamos para meterla entre camisetas y pantalones y al final acabó acolchada por todos lados.

Cuando hablé con mi amiga sobre esto teníamos opiniones muy distintas al respecto: ella se llevaría más de lo necesario y yo iría con lo justo. Le dije que mientras ella piensa en que puede mancharse porque tiene ropa de sobra, yo pensaré en tener un poco más de cuidado e ir con calma. Y muchos sabemos que la paciencia es una virtud que pocos tenemos. ¿Quién sabe? Tal vez su forma sea más cómoda de viajar, sin preocupaciones. Aunque ir con tranquilidad también puede ser bueno para deleitarnos mejor.

Pero sea como sea, me apetecía preguntaros a vosotros qué preferís: ¿maleta llena o maleta con lo justo y necesario?

Anuncios

9 pensamientos en “Dilema de maletas

  1. Maleta con menos de lo justo, Kevin, he transitado por el exceso y ante el defecto adquiero lo que necesito en el lugar a visitar. Cargo con los cosméticos en tallas pequeñas y aún así, tengo siempre más volumen que Juan. También influye la estación, la ropa de verano es más pequeña y liviana.

    En fin, bon voyage para ambos.

    • Nno me había parado a pensar en la posibilidad de poder comprar lo que necesite en el lugar al que vaya. Gracias, lo tendré en cuenta 🙂
      El viaje lo haré yo con otra gente, si fuera con mi amiga me tendría loco ya jaja

  2. Yo soy partidario de llevar lo justo, eso de ir con sobrepeso no va conmigo, si total como bien dices acabas poniendo te siempre lo mismo, por que te hes mas cómodo o por que es con lo que mas cómodo te sientes. 🙂

  3. Muy difícil elección, Kevin.
    Todo dependerá de lo que cada uno considere “necesario” en su equipaje. En mi caso, de lo que más me preocupo siempre, lo que me parece necesario, más bien imprescindible en cualquiera de mis desplazamientos, es mi equipo de fotografía, lo demás, el resto, me da un poco igual. Si no hay camisas suficientes se manda a lavar alguna de las ya usadas, si no hay calcetines, se compra un par, igual que el cepillo de dientes, etc. Yo solo llevo lo imprescindible, y mi equipo, claro, aunque pese 40 kilos, es igual, pero sin él me siento desnudo.
    Como ves, todo depende de la visión de cada uno, de lo que cada uno considero qué es lo “necesario”

    Un abrazo

  4. Bufff… yo quisiera ir con lo justo y necesario pero soy incapaz de dejar atrás los “por si acaso”, sí Kevin, doy fé… cargo más con ellos que con lo realmente necesario 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s