Kevin Mancojo

Diario de a bordo

El tiempo se pasa volando

5 comentarios

¡Vaya! ¡Casi se me olvida publicar algo hoy! Que rápido pasa el tiempo cuando uno hace algo que le gusta.

Estuve editando durante horas el próximo vídeo y cuando me decidí a descansar me puse a ver mi youtuber favorito, Luzu, hasta que de repente me acordé de que no había publicado nada en el blog. Y justo de eso quería venir a hablar, de la velocidad con la que se nos va cada segundo cuando disfrutamos.

Hay veces que vas a alguna tienda o a algún lugar en el que te despacha la típica persona amargada, la que ni se esfuerza por sonreírte, ni siquiera se preocupa por venderte algo. Además de transmitir esa sensación al cliente, el cual no volverá con casi toda seguridad, la persona que lo ha despachado no disfruta con lo que hace y eso provoca que el tiempo se estire, como si fuera una goma. Menos ganas, más horas. Aunque solo sea en el sentido metafórico, puesto que realmente seguirá trabajando la misma cantidad.

Alguien me dijo una vez que cuando despertabas tenías que decir: “Que bien, hoy toca trabajar”. Y no, no es ironía, lo decía en serio. Y es lógico; algo que va a formar parte de tu vida durante varios años, no puede ser tu enemigo. Encima el rival es el tiempo… Ese sí que es duro de roer, no vale la pena querer enfrentarlo.

Así que, ¿por qué no tratamos de disfrutar con lo que hacemos para que se nos pasen las horas volando? Al fin y al cabo salimos ganando todos: el cliente, que si ha sido bien atendido volverá, el jefe, que si ve que le vendes media tienda no te echará, sería un poco idiota si lo hiciera. Y el más importante de todos, nosotros mismos, que acabaremos “antes” y llenos de alegría.

Obviamente esto tiene muchos matices como por ejemplo un cliente coñazo (los hay, más de lo que os imagináis). Y claro está que no todos los días pueden ser iguales, pero que no sea por no intentarlo, un pequeño esfuerzo puede cambiar el rumbo de una mala jornada.

Creo que la vida está para disfrutarla, para que un día nos veamos llenos de arrugas y postrados en la cama, con las articulaciones doloridas y diciendo: “El tiempo se pasa volando”. No para amargarse y fastidiar a los demás.

Como siempre os digo… Nunca dejéis de sonreír.

Anuncios

5 pensamientos en “El tiempo se pasa volando

  1. El tiempo no corre si no vuela cuan velero bergantil. Y que verdad es hace dos días que estaba tomando la primera comunión y hoy mi hijo tiene 21 años eso el mayor que el chico va hacer 18 y yo que quería cumplir los 18 para ser mayor de edad Jajaja que ironía tiene esta vida.

  2. Asi se habla, Kevin. Yo te doy toda la razon! Un abrazo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s