Kevin Mancojo

Diario de a bordo

Se acabó

6 comentarios

Lo siento, sé que ayer no publiqué nada, pero es que con lo del vídeo y tal no hay quién escriba nada.

Hoy lunes tuve de nuevo la tutoría con mis críos de 1ºG y les quería enseñar en primicia el vídeo que todavía no está acabado. Me apetecía comentar un poco lo que les gustaba de todo lo que aparecía, si el contenido les agradaba, si la forma de montarlo estaba bien o si podía hacer otra cosa. Y lo más importante, pensar entre todos un final ya que yo no sé cómo hacerlo todavía con exactitud.

El problema de esto es que no llegamos a este punto; les enseñé el vídeo, sí, y también les contesté algunas preguntas, pero es que poco a poco empezaron a hacer lo que ellos querían y empecé a notar como si lo que a mí me llevó tantos días en hacer, no se apreciaba. Sé que sí, porque aunque no lo demostraran como una persona normal y corriente, mostraron cierto interés al preguntar muy a menudo cosas del vídeo durante el tiempo que duraba.

Pero esa falta de respeto que fueron demostrando según pasaban los minutos me molestó. Yo no suelo exigirles silencio, me mantengo callado para que ellos mismos se den cuenta que se tienen que callar. Pues en esta ocasión estuve sin decir una palabra unos 10 minutos más o menos.

Todo esto me resulta un poco triste porque lo estoy haciendo por ellos. Fui pensando muchas cosas para hacer y muy pocas dieron resultado. Incluso cuando hago la clase más divertida, como la de hoy, se comportan como si pasaran del mundo. Y lo peor es que no se respetan ni a sí mismos… por lo tanto, a mí no me van a respetar mucho más así que ya me cansé y les dije que se terminó.

Acabé diciéndoles que solo volvería si ellos de verdad me querían allí, si de verdad querían hacer algo y solo si se les ocurría alguna idea a ellos para que pudiéramos pasar la clase.

A veces es difícil intentar ayudar a alguien que no quiere ser ayudado.

Yo he aprendido mucho con estos críos, les doy las gracias por ello y a los profesores por darme la oportunidad. No me arrepiento de todo esto aunque haya acabado así, bueno… en realidad todo dependerá de si ellos tienen claro lo que quieren o no.

Anuncios

6 pensamientos en “Se acabó

  1. Cuando haces algo que te gusta y que además te reporta conocimiento suele pasar esto, los demás no tienen el mismo interés que tú o al menos no todos y eso hace que te indignes, espero solo sea un mal día y vuelvas a tus clases, algún día se darán cuenta de lo que se han perdido por ilusos. XD XD

    • Yo lo he disfrutado, incluso ellos se lo han pasado bien. Y si volviera al pasado y me dijeran otra vez que si quiero hacer esto, aún sabiendo ya el final, volvería a repetirlo, a pesar de haber acabado así.
      Tampoco estoy indignado, ni cabreado, ni me siento mal, ni nada, peor para ellos. Yo lo he hecho para ayudar y si ellos no respetan mis ideas, ni mis actividades, ni la clase en sí pues oye, peor para los chavales 🙂 Intentar lo he intentado 😀

  2. Creo que esto es una cosa que les pasa a todos los que ejercen la enseñanza o tratan con alumnos de algún tipo. Y da igual que sean peques o que tengan 40 años (por decir algo). No importa las horas que pasaste diseñando una actividad, ya que igual que tu tienes días peores como docente, los alumnos, oyentes, etc también los tienen. Y a la mínima que un alumno esté ese día más distraído, el caos se propaga como la pólvora por el aula. Creo que no hay más remedio que aceptarlo y aprender a lidiar con ello, salvar la clase como se pueda y aprovechar el tiempo, y otro día volver a la carga con más cosas.
    Estoy seguro que tienes mucho que ofrecerles, y que vuelvas o no, todo rato que pases con ellos, incluso cuando parece que no atienden, algo se les queda, aunque sea inconscientemente. Y esa es la meta, creo yo, así que mucho ánimo y no desesperes!

    • Muy buenas palabras. Tienes toda la razón, tengo que admitirlo 🙂 Lo malo es que ahí ya había demasiados días malos y aunque se les quedara algo inconscientemente o no, yo ya puse las cartas sobre la mesa y ellos las rechazaron… más no podía hacer. Como dije, cuando uno no quiere dejarse ayudar pues no hay forma y es lo que pasa con ellos. Y estoy seguro que esto se puede remediar, de un modo u otro tiene que haber algo que solucione esto y que les haga ver que si alguien les apoya pueden solucionar las cosas, pero yo no tengo ese conocimiento, el día que lo tenga volveré corriendo para allá.
      Gracias por los ánimos 😀 Tal vez un lunes vuelva con la sorpresa de que he decidido seguir con ellos 🙂

  3. Tranquilo, Kevin, quizás estos críos se sienten realmente a gusto contigo y no sienten que les presionas y se muestran con toda su energía y ganas de disfrutar de mil formas, incluyendo el video, pero… es lo que tiene ser educador, paciencia, amigo, ellos te adoran, seguro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s