Kevin Mancojo

Diario de a bordo

El escorpión y el pato

8 comentarios

Hace tiempo me contaron una historia que hoy me apetecía compartir con vosotros. Aquí va:

Había una vez un escorpión que estaba caminando sin parar y se encontró con un río que necesitaba cruzar. Miró a su alrededor y no encontraba el modo de hacerlo hasta que divisó un animal en el agua.

-Pato- llamó el escorpión-, ¿podrías venir un momento?

-¿Para qué? ¿Qué es lo que quieres?- preguntó cauteloso el ave, mientras se mantenía a una distancia segura.

-Necesito cruzar el río y tú me podrías ayudar- suplicó.

-¿Y cómo quieres que lo haga?

-Déjame montar a tu espalda y después solo debes nadar hasta la otra orilla. Allí me bajaré- le explicó.

-Tú sabes que eres un escorpión, ¿no?- nadaba en círculos frente a él.

-Sí, ¿y qué?- preguntó.

-Que si te dejo subir, me picarás, me envenenarás y moriré- contestó.

-De hacerlo, yo también moriría. ¿De verdad crees que busco mi muerte?

Estas palabras hicieron reflexionar al pato y poco a poco se fue acercando a la criatura.

-¿Estás seguro que no me harás nada? No quiero morir- insistió.

-Te repito que yo tampoco.

-De acuerdo, sube.

El escorpión le hizo caso y se puso a la espalda del pato. Este nadaba como siempre, al principio con gran temor por lo que pudiera ocurrir debido a su pasajero, pero según avanzaba ese miedo se marchaba hasta que de repente notó un pinchazo.

-¡¿Qué haces?! ¡¿No decías que no me ibas a picar?! ¡Ahora moriremos los dos!- el terror se apoderó del ave, mientras notaba como se le iban las fuerzas con rapidez.

-Pe-perdón… de veras que lo siento- apenas le salían las palabras-. Yo no quería, pero… mi naturaleza… no podía controlarla, no podía detenerla- se lamentaba mientras sentía como llegaba su hora, junto a aquel que trató de ayudarlo segundos antes…

Anuncios

8 pensamientos en “El escorpión y el pato

  1. Es verdad, la cabra siempre tira al monte por mucho que queramos tenerla dentro de un cercado. La naturaleza es así de simple no puedes pedir algo que va contra natura. Y como se suele decir la zorra cambia de pelo pero no de costumbre. Saludos Kevin. 🙂

  2. Ay, los genessss! 😉 que malas pasadas nos dan a veces! 😉

  3. Hola,
    te he nominado para el Premio Parabatais
    http://blogracho.com/2015/03/16/premio-parabatais/
    Saludos
    Indira

  4. Kevin, te he nominado también desde aquí http://bellaespiritu.com/2015/03/18/pequenos-guerreros-mandalas-de-blogs-y-premios-xxi/, así que tendrás trabajo por delante 🙂

    Un saludo para ti desde Argentina,

    • Vaya, otro más a la colección. Me veis muy parado últimamente, ¿eh? Jajaja. Fuera de bromas, muchisimas gracias, es todo un honor formar parte de esos nominados y enhorabuena a ti también por el premio 🙂 El día que me ponga con ello me va a dar algo 😛
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s