Kevin Mancojo

Diario de a bordo

La ausencia de una conversación

10 comentarios

Ya estoy de nuevo ante mi escritorio, encima de la silla que tiene la forma de mi culo y mi espalda (no estoy de broma). Mientras iba en el avión y observaba a la gente me di cuenta de una cosa: apenas había conversaciones.

Voy a ser sincero, prefiero tirarme gran parte del vuelo durmiendo. Es muy eficaz y se te pasa volando, nunca mejor dicho. Encima lo paso un poco mal si estoy haciendo algo: me duele la cabeza, me mareo o ese tipo de cosas. Pero cuando estoy despierto me gusta escuchar conversaciones de dos personas que no se conocen para nada. Y eso me ha faltado esta vez.

A la ida no hablé con el que tenía a mi lado y miré a mi alrededor y casi nadie lo hacía salvo los que viajaban juntos y algunas excepciones. Todos tenían su libro, su música, su tableta, su móvil o cualquier cosa con la que entretenerse.

Hoy por suerte tuve a un padre de unos 30 años con su hijo y pude intercambiar algunas palabras con él, además era muy agradable.

Pero lo peor de esto es que observé las caras de muchos de ellos y era como: “Si no me muevo seguro que no me habla”. Y me parece un poco triste. A mí me encanta hablar, a ser posible en español, pero si hay que hacerlo en alemán pues se hace, como lo hice hoy. Y que yo recuerde nadie me ha pegado un bocado por dirigirle la palabra o inentar entablar una conversación.

La gracia de viajar solo es conocer gente nueva y opiniones totalmente diferentes a las que normalmente escuchamos a nuestro alrededor. Pero no, la gente prefiere quedarse dentro de su burbuja, la de la zona de confort. Ellos se lo pierden.

Ese miedo que tienen de dirigirle la palabra a un desconocido no lo entiendo. ¿Qué puedes hacer mal? Si le has caído como una patada en el culo o no es una persona de conversación te darás cuenta de ello rápidamente y dejas de hablar. Como dije, dormir es una muy buena opción también.

Supongo que la tecnología también ha afectado en este asunto, pero sobre eso ya hablaré en otro momento. Por hoy llega que tengo un día de esos de no querer hacer absolutamente nada. Es lo que tiene viajar.

Anuncios

10 pensamientos en “La ausencia de una conversación

  1. Eso me pasaba a mi cuando viajaba en tren. Todos a sus libros! todos a sus pads! a sus auriculares! Que vamos a viajar! Es decir, dejemos las palabras, la curiosidad a un lado, evitemos a toda costa cruzar miradas con los demas, no sea que estos nos comiencen a preguntar cualquier cosa, que digo, ya de hecho que nos vean y nosotros a ellos significara que tenemos por educacion que sonreir levemente. Evitad a toda costa tal desgracia! Que nadie se meta en vuestra vida. Vivid confortablemente entre pagina y cancion, y si no leeis, haced como que lo haceis. Si no quereis escuchar musica, no os quiteis los auriculares. Evitad, evitad, malditos! jajaja, asi lo vei yo, me parecia increible que la gente no quisiera comunicar. Esta vez en el avion, quizas despues del accidente tan terrible la gente esta algo acojonada. No sabe quien lleva el timon en el avion. Bueno, un beso Kevin, ya nos contaras si quieres, y si no, yo siempre disfruto con lo que escribes. 🙂

    • Lo has bordado jajaja No había mejores palabras 🙂 Ya has visto el de la foto… Nunca vi algo tan exagerado y ese chico ya fue el que colmó el vaso. Una pena…
      A ver si consigo pasar los vídeos al ordenador y me pongo a editar 😉
      Gracias por leerme 😀

      • Sí, lo de ese chico es algo alucinante. Creo que es un caso de estudio sociológico. Muy bien, Kevin, seguro que saldrán muy buenos vídeos. Un abrazo, y gracias a tí 🙂

      • Lo del chaval es que ha sido una locura! Cuando lo vi, volví a mirar por si no me había fijado bien.

  2. Que mal, ver esas caras tan serias, tan ensimismados en sus propio mundo! Perdiendo la oportunidad de conocer y disfrutar el viaje charlando!

  3. Se ha perdido casi por completo eso que se llamaba compartir con tus iguales, y no hay nada más bonito ni más gratificante que cambiar experiencias con otras personas, todos tenemos algo que aportar a el resto del mundo, pero toda esta tecnología nos esta volviendo huraños introvertidos, no queremos saber nada de lo que nos rodea, solo lo que hay en nuestra pantalla. A los que leen los dejo de lado por que yo suelo leer las pocas veces que viajo en trenes o autobuses, pero hay tiempo para todo no, incluso para charlar no creéis. Un abrazo. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s