Kevin Mancojo

Diario de a bordo


7 comentarios

Desde hace milenios, existía un tenedor de tan solo dos puntas…

¿Recordáis “El creador de historias”? Para aquellos que no sepan de qué hablo, os invito a darle al enlace para informaros bien. Yo haré un breve resúmen de todas formas: la idea consistía en que yo debía iniciar una historia muy fantasiosa (cualquier cosa, por más subrealista que pareciera valdría). Solo tenía que escribir el inicio, algo simplón con lo que vosotros, los que estáis al otro lado, pudierais seguir la historia mediante comentarios. Cada comentario necesita tener relación con los anteriores, creando así algo único puesto que cada uno tiene su forma de escribir y su forma de imaginar.

No vale que una persona escriba dos comentarios seguidos y tampoco es interesante escribir una parrafada, quitaría un poco la gracia de la “sencillez”. Además, al final se hace un poco pesado si hay que leerse todo lo anterior.

Hoy quería retomar esta idea que tuve porque ahora somos más y me encantaría ver hasta dónde podemos llegar con algo así.

Esta vez no pondré límites de comentarios, pero sí que seré yo quien acabe la historia comentando yo cuando lo crea conveniente.

Ahora que está todo listo (o tonto), iniciaré la historia:

Desde hace milenios, existía un tenedor de tan solo dos puntas al que nadie quería por su extraña forma hasta que…

Anuncios


8 comentarios

El escorpión y el pato

Hace tiempo me contaron una historia que hoy me apetecía compartir con vosotros. Aquí va:

Había una vez un escorpión que estaba caminando sin parar y se encontró con un río que necesitaba cruzar. Miró a su alrededor y no encontraba el modo de hacerlo hasta que divisó un animal en el agua.

-Pato- llamó el escorpión-, ¿podrías venir un momento?

-¿Para qué? ¿Qué es lo que quieres?- preguntó cauteloso el ave, mientras se mantenía a una distancia segura.

-Necesito cruzar el río y tú me podrías ayudar- suplicó.

-¿Y cómo quieres que lo haga?

-Déjame montar a tu espalda y después solo debes nadar hasta la otra orilla. Allí me bajaré- le explicó.

-Tú sabes que eres un escorpión, ¿no?- nadaba en círculos frente a él.

-Sí, ¿y qué?- preguntó.

-Que si te dejo subir, me picarás, me envenenarás y moriré- contestó.

-De hacerlo, yo también moriría. ¿De verdad crees que busco mi muerte?

Estas palabras hicieron reflexionar al pato y poco a poco se fue acercando a la criatura.

-¿Estás seguro que no me harás nada? No quiero morir- insistió.

-Te repito que yo tampoco.

-De acuerdo, sube.

El escorpión le hizo caso y se puso a la espalda del pato. Este nadaba como siempre, al principio con gran temor por lo que pudiera ocurrir debido a su pasajero, pero según avanzaba ese miedo se marchaba hasta que de repente notó un pinchazo.

-¡¿Qué haces?! ¡¿No decías que no me ibas a picar?! ¡Ahora moriremos los dos!- el terror se apoderó del ave, mientras notaba como se le iban las fuerzas con rapidez.

-Pe-perdón… de veras que lo siento- apenas le salían las palabras-. Yo no quería, pero… mi naturaleza… no podía controlarla, no podía detenerla- se lamentaba mientras sentía como llegaba su hora, junto a aquel que trató de ayudarlo segundos antes…


Deja un comentario

Creador de historias

Como algunos ya sabéis, tenía una idea pensada desde hace ya un par de meses (desde que cree la categoría “Las mil y una noches”). Os explicaré cómo funcionará esto, aunque habrá pocas reglas; cuanta más libertad, más divertido será.

La idea es simple: yo escribiré el comienzo de una historia (una muy informal, no será para nada serio como la de “El periodista“). Cualquier cosa que se me pase por la cabeza la plasmaré brevemente y después debéis continuar vosotros. ¿Cómo? Muy simple: con los comentarios. Cuando yo inicie, dejaré la historia inacabada para que vosotros comentéis y continuéis.

Podréis escribir lo que queráis, siempre y cuando se entienda y tenga coherencia con lo que se está contando. Tendréis libertad para introducir y crear personajes, matarlos, revivirlos y miles de cosas que se os pueda ocurrir. Lo mismo con los escenarios, la ambientación, los objetos, los seres vivos y lo que se os pueda pasar por la mente. En un principio no habrá límite de palabras por ahora, pero tampoco debéis alargarlo mucho.

Cuanta más gente participe en esto, más divertido será. Y que no os dé vergüenza por el modo de escribir que tengáis o porque no tengáis imaginación suficiente, todo sirve. Tal vez vuestro comentario dé pie a otra persona a crear alguna locura con la que podamos reírnos y disfrutar.

Cuando vea conveniente seré yo quien acabe cerrando la historia con un comentario mío para que así no se haga infinito.

Después de haber dejado las cartas sobre la mesa, solo me queda decir que estéis preparados sobre el medio día, será cuando comience el Creador de historias.


Deja un comentario

Las mil y una noches

Nueva categoría: Las mil y una noches.

Pensé algo que pudiera hacer blog un poquito más entretenido y creo que a todos nos gusta leer alguna que otra historia cortita de vez en cuando y más aún si puedo hacer algunas variantes que tal vez os vaya comentando.

Siempre me ha gustado escribir, es una manera de soltar todo lo que tenemos dentro; plasmar los gustos, los deseos o los sentimientos, entre otras cosas, resulta fácil cuando se escribe, solo se necesita el momento adecuado. De ahí el motivo por el que escribo sobre cualquier cosa, a parte de tratar de ayudar de un modo u otro con algunos temas.

Por ahora no pondré todas las cartas sobre la mesa y pensaré cuál puede ser la mejor manera de llevar esta categoría en un principio (ya dije que puede haber variantes) y según vuestras opiniones e interacciones seguiremos avanzando, y ya veremos de qué manera lo haremos.