Kevin Mancojo

Diario de a bordo


Deja un comentario

#32 Frase de lunes

Tercer lunes del año, sé que me salté el de la semana pasada, pero bueno. Imagino que me lo perdonaréis.

Sea como sea, hoy sí traigo una y me gusta bastante. Es una de las que llevo muy a rajatabla:

“Vive como si fueras a morir mañana; aprende como si el mundo fuera a durar para siempre.” – Mahatma Gandhi

https://i1.wp.com/www.posizionate.com/wp-content/uploads/2015/09/relojarena.jpg

Y así es como vivo yo, al menos eso es lo que intento. Trato de hacer cada día las cosas que me gustan y a la vez intento avanzar hacia mis objetivos. Y durante todo este camino siempre me esfuerzo en aprender, bien sea emocionalmente o profesionalmente.

Recuerdo que antes de meterme en la fundación de RafaPuede, yo no tenía ni idea de la existencia de las impresoras 3D. Hoy día sé cómo funcionan y la de utilidades que puede llegar a tener. Y si hablamos de un aprendizaje emocional, la última entrada es un claro ejemplo sobre ello.

La primera parte de la frase sé que es algo complicada. Hay quién lo lleva al extremo y se pasa la vida de fiesta en fiesta sin recordar lo que hizo y hay quién se tira metido en casa mirando lo bonita que es la pared de su cuarto mientras dice que su vida es aburrida. Todo está bien en su justa medida.

Para mí tiene un valor inmenso las horas que paso con la familia y los amigos o los momentos que estoy a solas dando una vuelta, también el disfrutar de lo más simple como el amanecer. Siempre que lleve a cabo alguna de estas cosas (entre muchas otras), mi día será de 10. No necesito mucho para poder decir que podría morir mañana.

Pero lo más importante es que no lo debemos hacer por los demás, lo debemos hacer por nosotros. Si algún día llegamos a ser unos ancianos sentados en una silla de ruedas y miramos hacia atrás, tendremos que sentirnos orgullosos de lo que hicimos, debemos estar satisfechos de haber llegado a esa silla de ruedas o mejor aún, que la causa de terminar ahí sea el agotamiento de haber construido constantemente nuestro camino disfrutando cada día y habiendo aprendido con cada ladrillo que colocábamos. Hagamos que nuestros nietos quieran escuchar nuestras aventuras.


Deja un comentario

#31 Frase de lunes

Pues vamos a por el primer lunes del año. Espero que hayáis pasado bien estas fiestas.

Ahora viene una frase que la verdad es que me encanta y me la tengo que aplicar más:

“Nadie se ha hecho pobre por dar.” – Ana Frank

https://kevinmancojo.files.wordpress.com/2016/01/638bf-turista-ayudando-a-nina-pobre.jpg?w=611

Esa frase la dijo alguien que vivía en una casa con 7 personas racionando la comida, entre otras cosas. Y sinceramente creo que Ana no hablaba siquiera de lo material.

Las personas nacemos egoístas por naturaleza y no porque queramos más de lo que tenemos, sino porque no damos de lo que nos sobra. Será por miedo a perderlo definitivamente a pesar de que eso no sucederá. ¿A cuántos nos sobrará ropa en el armario que no nos ponemos nunca? ¿Y cuánta comida terminamos por tirar a lo largo de la semana solo porque ha sobrado o alguien no podía con todo el plato? También está la cantidad de juguetes y peluches que habrá por casa muertos de risa. Hay gente que apenas tiene estas cosas y no nos costaría nada donar a organizaciones las que a nosotros ya no nos hace falta. Sé que a veces son una estafa o terminan en otro lado o quién sabe, pero a pesar de eso, en nuestras casas seguirán en algún rincón olvidado. Solo buscad alguien de confianza para que eso no suceda.

Y eso si hablamos de las cosas materiales, pero también están las emocionales. Quiero decir, podemos dar amor, afecto, felicidad y muchas más. El hecho de compartir unas cuantas horas con una persona, aunque sea en silencio, puede llegar a tener un valor tremendo. ¿Qué nos cuesta hacer eso? Y encima nos llena y nos completa, nos hace más humanos.

Escuchar a alguien que solo necesita desahogarse ya es útil y eso no nos va a hacer pobres ni mucho menos. Solo estamos ofreciendo un poco de nuestro tiempo. Sé que es algo que no volveremos a recuperar, pero la satisfacción y lo orgulloso que uno se puede sentir tras dar un poquito de sí mismo merece la pena. Y cuando os dan las gracias por haber estado ahí… eso vale más que todo el oro en el mundo.

Mis viajes a Madrid me hicieron reflexionar sobre esto; allí te encuentras de todo en determinadas calles. Y me llegué a sentir mal cuando vi a alguien de rodillas y tirado hacia el suelo, sujetando un vaso frente a su cabeza. Me sentí mal porque se le escuchaba llorar y yo, como uno más, terminé pasando de largo, no sin pensar sobre si debía volver y estar con él o no. Deber debía, hacer no lo hice. Y os aseguro que no podría describir aquello como fue realmente porque era muy desgarrador. Espero que eso no me vuelva a ocurrir, no quiero ignorarlo como en esta ocasión.

Es curioso como cuando azotan a un animal nos alzamos para detener algo tan cruel, pero cuando el frío agrieta la piel de alguien, el hambre lo destroza por dentro y la soledad devora a una persona nos da igual…

Y luego nos quejamos de que la humanidad se está muriendo, más bien dejamos que muera.

Feliz lunes y feliz semana.


2 comentarios

La vida se cuenta por recuerdos

Dejaros de 2015, dejaros de 2016, dejaros de años, dejaros de propósitos, dejaros de esos tópicos que solo llegan por estas fechas. Dejaros de decir cosas solo ahora porque es cuando echamos la vista hacia atrás. Dejadlo ya.

La vida no se cuenta por años, no se cuenta por la buena fe que tenemos diciendo que nos hemos propuesto algo en concreto. No podemos medir nuestras vidas solo cuando hay un día concreto que parece que para muchos es un antes y un después cuando en realidad no es cuestión de fechas sino de actitud.

La vida se cuenta por días, la vida se cuenta por recuerdos, por momentos y experiencias. No malgastéis el tiempo en palabras que solo duran unas semanas, moved el culo de vuestras sillas y cread vuestro camino, construidlo y formad una historia tras otra que para vosotros tenga un valor incalculable cuando para otros apenas tenga sentido.

Compartid vuestros días con las personas que más os apetezcan, decid las gilipolleces que se os ocurran, haced el tonto de vez en cuando, reíd hasta que os duela, escuchad, observad, llorad, amad, conoced personas y descubrid mundo. ¡Pero hacedlo ya!

No dejéis que llegue una fecha determinada para proponéroslo, hacedlo cuando lo sintáis de verdad, de corazón.

Estoy harto de ver como ahora todo son intenciones y buenos deseos. Cuando esto acabe, todo será igual que antes, pero porque vosotros dejáis que así sea.

Y no, yo no pienso dejar que eso ocurra… Pienso seguir construyendo mi camino ladrillo a ladrillo, día tras día. Seguiré viviendo aventuras y poco a poco se crearán recuerdos que iré acumulando.

He tenido la suerte de grabar (literalmente) para siempre algunos momentos de mi vida, fue una decisión que ahora mismo valoro más que nunca. Ya no son recuerdos solo para mí, ahora los puedo compartir con muchos de vosotros y quiero que así sea por mucho tiempo.

Solo pensad que no sabemos siquiera si llegaremos al mañana, por lo que debemos disfrutar de cada día como si fuera el último.

La vida no se cuenta por años, la vida se cuenta por recuerdos…

https://i1.wp.com/spe.fotolog.com/photo/14/51/116/someemotions/1293066797066_f.jpg