Kevin Mancojo

Diario de a bordo


Deja un comentario

Inmerso en un nuevo proyecto

Del 24 al 29 de abril estuve en Lorca (Murcia) en una formación sobre la Educación Global y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Algo que así de primeras supongo que no sabréis ni lo que es, pero que realmente es algo que todos buscamos y deseamos. Creo que la mejor forma de explicároslo es poniendo un vídeo con el que se disiparán todas las dudas.

La formación forma parte de un proyecto de 3 años de duración llamado “La Educación Global empieza en tu pueblo” que ha organizado Cazalla y que además está financiado por la Unión Europea (así que imaginad el nivel). En él participan también otros países como Bulgaria, Austria, Chipre, Eslovenia y Lituania.

El proyecto consiste en acercar todo esto a los jóvenes de nuestras localidades (las nueve que hemos sido seleccionadas) y hacerles partícipes de diferentes talleres, actividades o cualquier cosa que se nos pueda ocurrir relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (en este caso se eligieron el 5, el 11 y el 12). Es más, la idea es que sean ellos los que propongan lo que más les guste según sus intereses (sin perder nunca de vista los ODS).

Ahora que os he puesto en contexto me gustaría hablaros de mi experiencia durante esos 5 días tan intensos. Para empezar, yo iba con dos personas de mi pueblo que ya conocía: la primera es la que me propuso formar parte de todo esto y la segunda persona es alguien que conocí hace relativamente poco, pero con la cual tengo una conexión bastante curiosa (todos creían que nos conocíamos varios años y en realidad no nos conocemos ni uno).

A parte de ellos dos, conocía a una persona más que también fue a la formación. Con ella coincidí en una gala donde nos premiaron por nuestras iniciativas y proyectos (esta historia ya os la contaré). Pero por lo demás… no sabía a quién me iba a encontrar allí, es más, no sabía ni dónde estaba el hostal, ni nada (bendito sea el Google Maps). Vamos, era uno de esos movimientos a ciegas donde salía de mi zona de confort para conocer muchísimas cosas nuevas. Y así fue.

Al principio estábamos todos con aquellos con los que habíamos venido o con los que más confianza teníamos. Pero al día siguiente, más o menos, parecía que nos conociéramos de hacía bastantes meses. Supongo que se debía a la predisposición que teníamos todos a aprender de los demás, a conocer caras nuevas e indagar en temas que apenas controlábamos (todo esto me recordó a un taller de teatro al que fui donde no llegamos siquiera a conocer nuestros nombres, pero esto es otra historia más que os debo contar).

La dinámica de la formación era muy amena y agradable: actividades en grupo donde compartíamos opiniones y conocimientos con respecto a lo que debíamos trabajar y conocer (la igualdad de género, ciudades y comunidades sostenibles y producción y consumo responsables). Eso de estar frente a la pizarra, tomar apuntes y no movernos del sitio no lo hicimos prácticamente ni una vez. Y esto fue lo que lo hizo tan genial. Todo era un debate constante. Opiniones de todo tipo, algunas incluso muy opuestas. Creo que esa es una de las grandes formas de crecer como persona. Al fin y al cabo, si todos afirman tus palabras sin más, no aportan nada nuevo ni distinto que pueda hacer que te replantees tus ideales. O eso creo…

Y debo admitir que creía que yo me planteaba muchas preguntas o que me hacía las adecuadas, pero allí descubrí que todavía había muchas más que yo no conocía y con las que tuve que crearme una opinión nueva desde cero. Era una de las cosas que más me gustaba.

Hay más historias que os podría contar, por algo fueron 5 días intensos. Pero me reservaré algunas cosillas para mí. Solo os diré que nunca perdáis las ganas de aprender y que os atreváis a conocer algo totalmente nuevo y distinto para vosotros, incluso aunque al principio os dé miedo. Resulta tan enriquecedor que cuando echéis una mirada al pasado os daréis cuenta de la cantidad de peldaños que habéis subido sin siquiera notarlo.

 

#NuncaDejéisDeSonreír

Anuncios


4 comentarios

Volvemos (?)

Vaya… se me hace raro volver a aparecer por aquí después de tanto tiempo.

Dejé el blog hace ya un par de añitos. Se podría decir que fui dando de lado todo este mundillo cuando Youtube y los vídeos se convirtieron en mi prioridad. Pero resulta que me sigue gustando esto de escribir. En realidad desde siempre me ha gustado. Desvarío mucho una vez que arranco; igual se me pasan frases cortitas por la cabeza, que desarrollo mis propias aventuras… bueno, las mías no, más bien la de los personajes que termino creando.

En cualquier caso, llevo tiempo queriendo volver a mi blog y escribir lo que sea. Vamos, como antes, pero después de 2 años. Supongo que tengo la necesidad de plasmarlo en algún lado sin que termine desapareciendo (no me gusta usar cuaderno y boli para estas cosas). Y creo que también sería una forma de “obligarme” a escribir más a menudo o al menos intentarlo.

Pero con todas las oportunidades e historias que están pasando en mi vida y que me tienen bastante liado, no os puedo prometer nada. Tal vez aparezca por aquí cada semana o igual no doy señales de vida en meses.

La cuestión es que esto se convierta en mi cuaderno para contar todo aquello que me plazca en el momento más oportuno.

 

#NuncaDejéisDeSonreír


Deja un comentario

Vídeo: “De nuevo en Madrid”

Tengo que ver si cojo la costumbre de dejaros los vídeos de mi canal por aquí. Tal vez no os interesen tanto, pero es otra vía que tengo (más divertida y gráfica) de demostrarle a la gente que yo me como el mundo (con el hambre que tengo sobre todo). Posiblemente os terminen gustando y os paséis a verlos más a menudo.

El que os quiero dejar hoy es el de la semana pasada y fue uno de mis viajes a Madrid. Espero que os guste.


3 comentarios

#38 Frase de lunes

Los lunes para mí son los mejores días. Entre el taller de cine al que me he apuntado hace poquito, el vídeo semanal en el canal de Youtube y las clases de teatro termino disfrutando como un niño.

También está el tema de la frase, otro bonito motivo para alegrarme el primer día de la semana. Y la frase que os traigo es interesante:

“El primer paso no te lleva a dónde quieres ir, pero te saca de donde estás”

Hay muchos que se quejan de sus vidas, no les gusta el sendero que tienen por delante y lo peor es que no dejan de caminar por ese camino. Eso sí, los reproches son la orden del día, si no hay quejas de por medio explotan. De lo que no se dan cuenta es que realmente son ellos los que se construyen la ruta.

Mientras unos llegan al éxito, otros se lamentan de caer constantemente y ¿cuál es la diferencia realmente? Hay personas que han estado en lo más bajo y han logrado tener éxito en sus vidas porque ellos dieron ese paso que les ha sacado de ese pozo que parecía no tener fondo.

Resulta que da igual la situación en la que estemos, lo que depende es nuestra actitud ante ella.


5 comentarios

#37 Frase de lunes

Hoy estoy súper motivado. La “mano” ya va muy bien, he subido vídeo, empecé un taller de cine, en un rato tengo curso de teatro…

Y como ya os dije la semana pasada, esta frase venía relacionada con la del lunes pasado:

“No conozco a nadie que se dedique a ayudar a los demás y no sea feliz. No conozco a ningún egoísta que sea feliz.” – Emilio Duró

Esta frase es la clave para algunas personas. Muchos esperan siempre algo a cambio después de haberse ofrecido a ayudar. Cuando me llega gente con estos casos siempre les digo: “No te han puesto una pistola en la cabeza para hacerlo, fue cosa tuya, porque querías.”

Sé que cuando nos ofrecemos con facilidad los demás buscan tajada, pero creo que si aprendemos a diferenciar quién te llega por interés y quién por necesidad nos quitaremos de problemas.

Lo curioso es que yo, generalmente, los diferencio y de todas formas ayudo porque yo quiero. Como ya dije en la entrada anterior, me da igual ser de ayuda y no volver a ver a la persona. Me es indiferente porque la intención no es que me devuelva el favor, sino el sentirme bien conmigo mismo.

Desde que me lo planteo así todo me resulta más fácil y encima surgen oportunidades por todos lados.

Al igual que a veces nos cruzamos con personas equivocadas podemos cruzarnos con aquellos que son un lujo tenerlos a tu lado. Al final son ellos los que te ofrecen todo lo que está en sus manos para ayudarte.

Siendo egoísta esto no surge ni por asomo. No ganas nada con ello y no me vale un: “Es que así no me llevo un chasco.” Ese te lo llevas porque esperabas algo y si crees que el mundo te tiene cosas bonitas preparadas, será mejor que no abras esa puerta porque te llevarás otro chasco. Haz las cosas por ti mismo, para sentirte más feliz que una perdiz y con el tiempo te cruzarás con las personas adecuadas que sí te brindarán oportunidades de todo tipo.


Deja un comentario

#36 Frase de lunes

Creo que hoy traigo una frase un poco diferente, pero al fin y al cabo todo tiene relación si lo miras desde la distancia.

“Te pierdes a ti mismo cuando intentas no perder a alguien que no se preocupa por ti.”

https://i0.wp.com/psicobsm.com/wp-content/uploads/2014/09/separacion.jpg

Aunque la imagen sea de una pareja, o eso aparenta, no tiene que ser solo en este caso. Sucede en todos los que se os ocurra.

Hay algo que explico en mis charlas que está muy relacionado con todo esto y es algo que llevo muy a rajatabla desde pequeño y es que hay que ser independientes. Yo lo era en el aspecto físico; hacía y quería hacer todo solo. Sin embargo, en el aspecto emocional no lo era tanto hasta que se forzó la situación. Una de esas lecciones que, o aprendes, o caes en un pozo sin fondo.

Lo importante de esta lección es que me sentí como alguien individual, no como alguien vinculado a otra persona. Me di cuenta de que si permitimos que determinadas personas determinen nuestras emociones, el día que no estén por los millones de motivos que haya, dejamos de sentirnos bien. Y más importante, dejamos de sentirnos completos.

No podemos consentir que nuestras vidas dependan de otras porque no viviríamos la nuestra realmente…

Quería focalizar la frase en este ámbito porque ya de por sí considero que no nos debe preocupar si alguien nos quiere a su lado para toda su vida o no. Es algo que he interiorizado. A mí me interesa más el hacer lo que quiera por y para esa persona y si eso significa ayudarla y no volver a verla nunca más el día de mañana, pues que así sea. Esto tiene relación con una frase que descubrí hace poco y que tendréis que esperar hasta el lunes que viene para leerla.

Solo quiero deciros que hagáis las cosas de corazón, de manera incondicional y que vuestras emociones nunca dependan de los que os rodean, vivid vuestra vida porque solo tenemos una, no la echéis a perder intentando forzar las cosas.


Deja un comentario

#35 Frase de lunes

Sigo lesionado, pero aquí estoy y como ya os dije, las frases que encuentro por la red social de Pinterest son una maravilla.

La de hoy es completita en lo que a la vida respecta:

“No llores por el pasado, se ha marchado. No te estreses por el futuro, no ha llegado. Vive en el presente y hazlo precioso.”

https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRf_VUyCI6z09BS4gkBrGizTLCSfUiljv9v7ZNeIg8YrXoRWB88PA

Ya hablé sobre lamentarse del pasado; algo que nunca podremos corregir, pero sí del que podemos aprender y mejorar. Si miramos hacia atrás que sea para ver la cantidad de camino que hemos dejado a nuestra espalda. Yo lo hago de vez en cuando y no podéis imaginar lo satisfecho que me siento lo mucho que he aprendido a lo largo de estos años. Algunos aprendizajes fueron a base de errores y otros simplemente por constancia, interés y curiosidad.

No hay que perder el tiempo con las cosas que no se pueden cambiar. Además, eso hace que seamos quienes somos, nos lleva al punto en el que estamos.

Y el futuro… Conozco casos en los que surge el agobio cuando todavía quedan meses para que llegue la época de estrés. Y sinceramente, si uno se organiza todo bien y con tiempo, ese ajetreo ni debería existir. Pero eso nunca lo hacemos, yo incluido, aunque es algo que quiero cambiar. Aprovechar bien el tiempo implica mejores resultados en nuestras acciones.

Así que, una vez descartado lo que fue y lo que vendrá, nos queda lo que es y eso, por suerte o por desgracia, resulta efímero, por lo tanto aprovechad cada minuto de vuestras vidas porque el pasado no se puede cambiar y el futuro es una constante interrogante.