Kevin Mancojo

Diario de a bordo


Deja un comentario

#16 Frase de lunes

Hoy pondré una frase que encontré por Twitter y que tiene relación con la de la semana pasada:

“No seas una persona cuerda. Las cuerdas atan.”

https://i0.wp.com/orig08.deviantart.net/06ce/f/2009/254/f/9/ex__1a_by_chevronguy.jpg

No quiero enrollarme mucho puesto que esta frase tiene mucho que ver con la del lunes pasado; el cometer alguna que otra locura y arriesgarse a hacer algo nos lleva a cosas nuevas es algo que la zona de confort nos impide.

Aquellos que día tras día hacen lo mismo, que siguen una rutina, terminan por atar a otros a esos horarios y al final todo se apaga como una llama que se ahoga por la falta de oxígeno. Solo queda renovar el aire y buscar la frescura que el mundo nos ofrece para cambiar una situación así.


2 comentarios

Vídeo: “Torneo voley playa Mil Palmeras 2015”

Este vídeo tiene ya unas semanitas, pero no quiero cansaros subiendo tantos, hay épocas en las que subo uno detrás de otro y el blog está para más cosas.

Aquel día había un torneo de voleybol y a mí me invitaron. Aproveché la oportunidad, sobre todo porque quise cambiar el estilo; traté de tener visión espacial, preveer algunos planos (el principio y el final del vídeo) y otros detalles que no había hecho con anterioridad.

Para mí es uno de mis favoritos. Supongo que el haber descubierto a otros youtubers con muchos años de experiencia (Caisey Neistat sobre todo, un youtuber americano que hace vlogs diarios) me ha servido para este, motivo por el cual quise experimentar un poquito y modificar ideas.

Ahora que he adquirido otro estilo trataré de usarlo, pero tampoco quiero perder el anterior por lo que posiblemente termine por mezclar o en algunas ocasiones me centraré en uno u en otro, según interese o apetezca.

En lo que al tema del vídeo respecta, aunque no os guste el voleybol posiblemente os entretenga y tal vez hasta os sepa a poco. Fuimos muy temprano por lo que pudimos ver salir el sol detrás del mar, algo de lo que me enamoré. Mis amigos tuvieron que montar las redes y yo acabé metiéndome al mar, grabé partidos con unas buenas jugadas y otros… bueno, al menos se lo pasaron bien. Tranquilos, las tonterías tampoco faltan, sobre todo las de fastidiar a un amigo mientras duerme (que mala gente somos).

Creo que ya es hora de dejaros ver el vídeo. Si podéis dejar en los comentarios si os gusta el estilo o no, o si preferís otra cosa o lo que sea, os lo agradecería muchísimo. Ya me diréis:


Deja un comentario

#15 Frase de lunes

¡Buenas, gente! Hasta aquí saludo como en mis vídeos ya, lo que hace la costumbre.

Os tengo que decir que estos días hay visita en mi casa por lo que no podré estar tan pendiente de esto, pero lo que no va a fallar es la frase del primer día de la semana. La de hoy la encontré por Facebook, la típica foto que tiene la frase en el centro:

“Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca hiciste”

https://i2.wp.com/d1zlh37f1ep3tj.cloudfront.net/wp/wblob/54592E651337D2/61C/6E82E/YFGJpJql8PMBDbLqVg4VnQ/zona-de-confort.jpg

Me gusta esta frase porque soy de esas personas que prueba a hacer de todo (aunque por mi físico a veces no pueda hacerlo trato de intentarlo), es más, cuando llevo tiempo sin probar algo distinto lo noto y me encuentro vacío.

Con esta frase quiero centrarme más en el “Quiero hacer…, pero…”. No hay peros, los riesgos a veces hay que correrlos. Gente a la que admiro los corren y me parecen unas personas muy grandes en muchos aspectos. Por hacer lo que hacen viven sus sueños y cumplen sus objetivos aunque les cueste mucho trabajo para prepararlo y aunque les cueste todo el dinero que tienen en su cuenta bancaria.

Tampoco digo que nos volvamos locos, compremos una caravana y viajemos sin ton ni son. Hay locuras y locuras… Las cosas se preparan, se planean y a veces (sobre todo en mi caso, yo soy así) se preparan los plan B, nunca vienen mal.

Pero lo más importante de esta historia es el intentar hacer cosas nuevas si tan incómodos estamos con nuestras vidas. Como ya dije en otra entrada (“El mundo es tan contradictorio…”), queremos mucho, pero hacemos poco… así que es hora de dejar las excusas a un lado, empezar a levantar el culo de la silla, los ojos del móvil y ¡a empezar una aventura nueva!


6 comentarios

Creciendo con vosotros

Que en mi canal de Youtube ya seamos 278 personas me parece alucinante, pero que me cruce con gente que hacía tiempo que no veía y que me salte con alguna cosa de mis vídeos ya me parece una flipada.

No espero que sea tanta la gente que vea lo que hago, pero en realidad sí es así y cuando me encuentro con alguien que no vi hace meses y me dice algo relacionado con los vídeos mi mente empieza a preguntar: “¡¿En serio?! ¡¿Te pasas de verdad por mi canal?! Joder, le dedicas unos minutos a tu día para ver un vídeo mío, no me lo esperaba, de verdad que no”

Y no te lo esperas porque lo haces con gusto, lo haces porque quieres y porque disfrutas. Cuando llevo semanas sin grabar algo me empieza a entrar mono y necesito alguna aventura o alguna idea para ponerme a ello.

El tiempo que yo dedico a esto no es poco, pero se me pasa volando en realidad. Y si luego encima hay gente que entrega su tiempo a ver mi esfuerzo, pues me quedo sin palabras. Es una sensación que creo que ninguna persona que se dedica a esto ha podido explicar con claridad y mira que he visto muchos tratando de hacerlo, pero nada, que no hay forma. Yo quería intentarlo también, pero es que tampoco consigo aclarar del todo lo que siento cuando me venís diciendo que os ha gustado el último vídeo o que os ha encantado la forma en que lo he editado o que os mola el paisaje que grabé. Incluso me empezáis a hacer preguntas: “Tiene que ser pesadísimo editar, ¿no?”, “¿Cuánto tiempo tardas en hacer un vídeo?”, “¿Con qué programa editas?”, “¿Tarda mucho en subirse a youtube?”, “¿Con qué grabas?”, “¿Tienes una Gopro?” “¿Tienes una cámara compacta?”, “¿Qué lugar es dónde grabaste el vídeo?”, “¿Qué va a ser lo siguiente que quieres grabar?” Y muchas otras más preguntas que al principio ni surgían.

Os podrá parecer una exageración, pero de verdad que no. Cuando se suscribe un solo suscriptor más ya me emociono. Igual que cuando veo que queréis más vídeos. Llego a sentirme en deuda con vosotros cuando me tiro semanas o meses sin subir algo.

Los vídeos que hago no tienen nada del otro mundo y hay muchísimos que son mil veces mejores que yo (ya mejoraré, ya…) y por encima de todo os ponéis un rato al ordenador o al móvil y os pasáis por mi canal. No os podéis ni imaginar lo que me hacéis sentir con eso.

Y ya no os quiero ni contar cuando lo compartís en Facebook o le dais RT en Twitter o se lo pasáis a vuestros amigos o habláis entre vosotros sobre algún vídeo. Eso ya es inexplicable…

De esto quería que tratara la entrada de hoy, de lo grande que me hacéis sentir con gestos tan pequeños que para vosotros tal vez no sean nada. Gracias por estar ahí al otro lado y gracias por darme las ganas de seguir con esto, muchas gracias.

También tengo que agradecer a los que habéis salido en los vídeos por hacerlo todo más fácil, natural, dinámico y divertido. El éxito es vuestro también.

PD: Ya queda poco para llegar a los 300 suscriptores y hacer el reto de la pimienta… no digo nada y lo digo todo.

Canal YT

 


Deja un comentario

#14 Frase de lunes

De verdad, el tiempo pasa demasiado rápido me parece a mí, ¿eh? Bueno, de todas formas os traigo la frase de lunes y la de hoy me salió del alma mientras hablaba con una amiga:

“Cree y crearás.” – Kevin Mancojo

https://i1.wp.com/www.elblogdelconejoblanco.es/wp-content/uploads/2012/06/proceso-creativo.jpg

No quiero enrollarme mucho con esta frase, ha quedado bonita así, sin más, no es necesario estropearla escribiendo lo que se supone que da a entender.

Solo diré que algo que aprendí a lo largo de estos años es que he de confiar en mí mismo, en mis capacidades, en mis aptitudes y en mis ganas de conseguir las cosas. Todos tenemos habilidades que podemos desarrollar, solo necesitamos creer en ellas y llevarlas al límite.

Aunque no lo creáis, solo hace falta tener fe en uno mismo para llegar a conseguir nuestros objetivos. Yo siempre pondré de ejemplo el dónde estuve hace apenas un par de años y el dónde estoy ahora… han pasado muchas cosas solo por descubrir algunas de mis habilidades y desarrollarlas. Y eso que todavía me queda por llevarlas a su máximo esplendor, y posiblemente otras ni las haya descubierto aun.

Creer que se puede, creer que somos capaces de… creer, solo con creer, ya podemos llegar muy lejos, pero no lo solemos hacer, pensamos que no tenemos la capacidad de hacer algo, sin embargo, eso solo se debe a que no creemos por haber fracasado. No sabéis la de cosas que he intentado y que he vuelto a intentar hasta conseguirlo…

A veces cuando otros nos dicen que sí podemos, no es solo por cumplir, a veces es porque es así y nosotros nos hemos cegado pensando que no.

¿Qué tal si creemos un poco más en nosotros mismos y nos comemos el mundo?

 


Deja un comentario

Abrir los ojos

Llevo unos meses repitiendo mucho lo mismo una y otra vez a personas que les gusta escucharme. Es algo sobre lo que no había reparado hasta hace poco, algo que era así desde que cambié mi filosofía o más bien, mi visión de la vida.

En un principio vemos lo que nos rodea y vemos el comportamiento de los que están a nuestro alrededor y cuando tenemos algún problema, le echamos el marrón a los demás: si suspendes un examen es por el profesor, si tu pareja está tomando algo con alguien del sexo opuesto empiezan los celos hacia esa persona, si no puedes salir de fiesta la culpa es de tus padres, si no puedes hacer lo que verdaderamente te gusta es porque otros te han dicho que no es lo más adecuado y así muchas otras situaciones.

El problema es nuestro, pero está causado por algo que no somos nosotros. O eso es lo que pensamos, pero no es así. Lo que llevo repitiendo mucho estas semanas es que no nos fijamos en nosotros, no miramos dentro de nosotros, primero lo de fuera y luego ya si eso… Y ahí está la clave de porqué uno no logra mejorar su situación.

Vi un vídeo hace poco y me quedé con una frase que me gustó mucho: “¿Cómo alguien ve una astilla en el ojo de alguien si tiene un tronco en el propio?” No podemos exigir nada de los demás cuando primero tenemos que ver qué actitud tenemos nosotros. Y ya no solo hacia el resto, sino hacia uno mismo. ¿Cuántas lágrimas habrán caído en la almohada antes de dormir…? Esa angustia, esa incomodidad, esa frustración que generamos es porque no estamos bien y se debe a que no nos hemos mirado al espejo… Y si lo hacemos, volvemos a llorar… ¿Por qué? ¿Qué hacemos mal?

Ya os he dicho muchas veces que no soy diferente a los demás, he pasado por la misma edad del pavo que todos, pero hubo una época en la que abrí los ojos, y no miré hacia fuera… miré hacia dentro. Empecé a ver dentro de mí y me di cuenta que tenía que cambiar mi actitud. De repente, los demás dejaron de ser la razón de mi tristeza, ya no eran ellos los que me hacían sentir mal. En realidad era yo el que se sumía a esos estados tan lamentables, y cuando me di cuenta de esto, todo cambió. Las lágrimas en la almohada desaparecieron y se convirtieron en una felicidad constante y aunque os pueda parecer aburrido, no lo es. Sonreír continuamente porque se es feliz sin tener que fingirlo es realmente tranquilizador.

https://i1.wp.com/centropuntocero.com/wp-content/uploads/miradainterior1.jpg

Y no penséis que desaparecieron los problemas en mi vida solo por haber mirado en mi interior, para nada, todavía surgen cosas que son para tirarse de los pelos. Sin embargo, aquella preciada lección me enseñó a ser capaz de ver cuál es el problema exactamente y a partir de ahí ver qué puedo hacer. Además de enseñarme a no tomarme las cosas tan a pecho como solía hacer antes y que cada uno tiene que vivir su vida.

Lo malo de esto es que creo que uno no llega a verse a sí mismo con facilidad, primero tiene que ocurrir algo para llegar a ese punto. Al menos así ha sido normalmente con las personas que he conocido y que piensan de un estilo parecido al mío.

Pero como suelo decir, a veces hay que darse el porrazo para abrir los ojos y terminar siendo feliz.

Y como hace tiempo que no digo mi super frase, pues lo hago hoy… Nunca dejéis de sonreír.


4 comentarios

#13 Frase de lunes

Llevo unos días que no paro de madrugar… Y obviamente no quiero malgastar estas horitas que tengo antes de irme a desayunar por ahí. Ya que me levanto tan temprano lo aprovecho para publicar la frase de lunes que a lo mejor me acaba sirviendo a mí mismo para espabilarme con más ganas:

“¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?” – Coca Cola

https://i1.wp.com/www.antena3.com/clipping/2013/09/25/00365/30.jpg

Esta frase, según he mirado, viene a raíz de un anuncio de Coca Cola (dejo link aquí), que para mí, sinceramente es una pena que una empresa así sea de las que mejores anuncios motivadores haga. No por nada, sino porque su bebida contiene una cantidad tremenda de azúcar y a saber qué sustancias más que ni siquiera nos dicen su receta…

Pero a lo que venía era a hablar de la frase, no del producto. Creo que hace tiempo que ya hablé de la zona de confort y esta frase viene perfecta para eso: cuando nos sentimos agobiados o tristes o frustrados o lo que sea, una de las mejores opciones (al menos para mí) es hacer algo nuevo, algo totalmente distinto a lo que ya habíamos hecho antes. Da igual que sea un viaje que dar un paseo por calles que jamás habías pisado, eso da igual, lo importante es cambiar y destrozar la rutina. No os podéis ni imaginar lo que eso alivia. Nos hace sentir mucho más completos y más útiles. Además se puede acabar conociendo lugares que jamás habíamos visto o gente que nos puede sosprender mucho con su forma de pensar o su actitud. Son muchas las ventajas que ofrece el hacer algo distinto.

He conocido personas que necesitan hacer algo nuevo constantemente para sentirse bien porque en cuanto llevan un tiempo sin hacer alguna locura, vuelven a sentirse vacíos. Incluso a mí me suele pasar cuando llevo tiempo sin ver cambios en mi vida.

Hacer algo nuevo nos puede cambiar por completo así que, ¿qué vais a hacer esta semana para que sea diferente al resto?


4 comentarios

“El temor de un hombre sabio”, “La música del silencio” y “El diario de Ana Frank”

Llevo varios libros ya leídos y no creo que deba hacer una publicación por libro, así que he decidido dar mi breve opinión de cada uno de ellos en una misma entrada.

Empezamos con “El temor de un hombre sabio”, el segundo libro de Patrick Rothfuss. Os pongo la sinopsis como siempre:

“El temor de un hombre sabio” empieza donde acababa “El nombre del viento”: en la Universidad, de la que luego Kvothe debe partir en busca del nombre del viento, en busca de aventuras, en busca de esas historias que al final se convierten en leyendas y que se cuentan en libros o en alguna taberna, en busca de la antigua orden de los caballeros Amyr y, sobre todo, en busca de los Chandrian. Su viaje le lleva hasta la corte del maer Alveron en el reino de Vintas donde deberá solucionar algunos problemas, también le lleva hasta el bosque de Eld para encontrar y cazar a unos bandidos, llegará hasta las colinas azotadas por las tormentas que rodean la ciudad de Ademre y a los confines crepusculares del reino de los Fata. Y parece que poco a poco tiene más cerca la respuesta del misterio de los Chandrian, y su venganza.

https://kevinmancojo.files.wordpress.com/2015/08/c482f-eltemordeunhombresabio.png

Ya os hablé del primero, “El nombre del viento“, y este no deja de ser diferente. Me fascina la capacidad del autor de mezclar la fantasía con la realidad porque, aunque parezca que todo va a salir perfecto, siempre surgen problemas muy complicados en los que a veces Kwothe debe sacrificar algo, igual que en nuestro mundo.

El mundo, los lugares, los personajes, están detallados, pero sin sobrepasar la pesadez para el lector porque el autor define lo justo y necesario, ni más ni menos. Algo que le da muchos puntos a Patrick Rothfuss. Y es que además, como ya dije en la primera reseña, la construcción de la novela es muy interesante; una historia dentro de otra. Cuando Kvothe deja de narrar su vida, a veces les explica a sus oyentes, Cronista y Bast, porqué no da más detalles o simplemente les dice que no es relevante. A mí más de una vez me ha dejado con ganas de saber qué pasaba en determinados momentos de su vida. Saber dónde poner los límites para definir algo es una muy buena cualidad que no todos poseen.

En este libro os encontraréis con acción, tal vez menos que en el anterior, pero mucho más intenso todo. Además sigue habiendo amor de por medio y algo que me encanta, el aprendizaje del protagonista, que siempre está dispuesto a aprender más y más, una progresión muy realista y curiosa.

La verdad es que si el tercer libro (que todavía no ha terminado de escribir Patrick Rothfuss) sigue la linea de los otros dos, va a dejarnos con ganas de más obras suyas… Encima tengo la intuición de que nos dejará con la mierda en la boca (perdón por la expresión, pero me gusta usarla) y nos acabaremos tirando de los pelos.

Dicho esto, os lo recomiendo, le pongo un sobresaliente, de esos buenos.

 

Ahora vamos a ver si os doy mi opinión sobre un libro muy extraño… Es también de Patrick Rothfuss y trata sobre uno de los personajes de sus otras dos novelas: “La música del silencio”. Aquí un resumen:

En “La música del silencio” se nos presenta Auri que es uno de los personajes más queridos y rodeados de misterio que aparecen en “El nombre del viento” y “El temor de un hombre sabio”. Por ahora solo la conocíamos a través de Kvothe. En esta obra tendremos la oportunidad de ver el mundo a través de Auri, además de aprender lo que hasta ahora únicamente sabía ella…. Una historia lírica, evocadora, sugestiva y rica en detalles, protagonizada por uno de los personajes más populares de las aclamadas novelas de Patrick Rothfuss.

https://i1.wp.com/lahistoriadekvothe.com/wp-content/uploads/2014/07/La-m%C3%BAsica-del-silencio-Patrick-Rothfuss.jpg

Bien, ¿cómo empezar con esto…? Es complicado hablaros de esta novela puesto que no es como una obra común en la que se presentan los personajes, surgen los problemas y al final viene la solución. Para nada, es mucho más difícil de explicar… Creo que este libro, a pesar de ser corto, no lo debería leer cualquiera. Para empezar, primero hay que leerse las otros dos novelas para entender un mínimo de qué va esta historia. Además, creo que solo aquellos que no vayan con una idea fija deberían intentar leer esto y os diré porqué: la obra habla de Auri y explica simplemente su forma de vida en su mundo: lo que hace, lo que no, lo que le molesta, la compañía que le hacen las cosas… Y es que los objetos y los lugares que se presentan cobran vida de una manera peculiar. En este libro sí que hay muchos más detalles puesto que son necesarios por lo que acabo de explicar, pero son definiciones muy aceptables que no llegan a ser pesadas.

Yo es el primero que leo así y sinceramente, no me ha disgustado. Tampoco diré que es un pedazo libro, pero oye, los cambios no sientan mal de vez en cuando. Como os digo, es muy diferente, no hay introducción, nudo y desenlace, el propio autor se disculpa por ello tanto al principio como al final de la obra.

No quiero ni puedo darle nota al libro la verdad, porque si es tan diferente y para mí es el primero, no puedo compararlo con nada por lo que no sería justo calificarlo. Yo os dejo la libertad de arriesgaros o no a leer esta novela. Solo podrán suceder tres cosas, que os caguéis en todo al terminarlo y os acordéis de mí, que os guste o que os quedéis algo indiferentes.

 

Y ahora el último libro que me he leído, ¡un señor libro! Al menos para mí: “El diario de Ana Frank”. Últimamente me ha dado por leer obras muy variadas y esta ha sido la primera de su estilo. Este clásico me lo recomendó una amiga y la verdad es que hizo bien.

Creo que todos conocemos este libro, pero por si las moscas, os dejaré un resumen:

Ana Frank, una niña judía que emigra junto a su familia a Amsterdam en 1933, debe ocultarse de la Gestapo en una buhardilla, ” la casa de atrás”, que forma parte del edificio en el que su padre tenía sus oficinas. Allí se esconden ocho personas que permanecieron recluidas desde 1942 hasta el 4 de agosto de 1944, que fue la fecha en la que fueron detenidos y llevados a campos de concentración. Durante esa etapa de reclusión, Ana, con treces años, escribió su estremecedor Diario en el cual nos ofrece un testimonio único en su género sobre el horror y la barbarie nazi, además de plasmar sus sentimientos y experiencias junto a sus acompañantes.

https://i2.wp.com/www.theclinic.cl/wp-content/uploads/2014/03/Diario-de-Ana-Frank.jpg

Este libro sí que me parece una bestialidad. Es fácil de leer, está escrito por una niña, aunque lógicamente se modificó para que se pudiera publicar adecuadamente (algo de lo que algunas personas se quejan, según tengo entendido, puesto que podrían haber modificado otros detalles). Aclarado esto, me parece increíble el poder leer algo que realmente sucedió hace… nada, porque sinceramente esto sucedió hace dos días como quién dice. Y aun suponiendo que se pudieron modficar cosas, lo importante, la reclusión, las amenazas, las bombas, los tiroteos, las leyes tan exigentes contra de los judíos… todo eso fue así de verdad. No hay modificación que valga.

Volviendo a la historia en sí, Ana es una niña cuando escribe todo esto, y como tal, se nota en la lectura. Pero lo curioso es que se van notando los días ya que su carácter se va formando por cada minuto que pasa encerrada en esa casa y encima el mayor tiempo lo dedica a leer y a estudiar, lo que lleva a una mejor expresión escrita que se va notando poco a poco según vas leyendo.

Hay momentos en los que Ana relata acontecimientos muy tensos y en un principio a lo mejor no te paras a pensar en la repercusión de esas situaciones, pero cuando recuerdas que todo aquello fue real… cuando te das cuenta de que el libro podría acabar ahí, empiezas a estar tenso, empiezas a respirar con más cuidado para evitar hacer ruido, al igual que hacían ellos…

Sinceramente, esta historia hay que leerla pensando en lo que vivió aquella niña junto a su familia y los demás que estaban escondidos con ellos, solo de esa forma te puede gustar. Hay que tener en cuenta que no hay personajes ficticios, ella habla del resto como ella los ve. Los conflictos internos, las peleas y las discusiones son reales, posiblemente hasta muchos se hayan identificado al leer este libro.

Nunca leí un libro de este estilo, tal vez ese sea el motivo por el que esté tan enamorado de él, así que no me lo tengáis en cuenta. Y como dije con la novela anterior, “La música del silencio”, no puedo calificarlo por no poder compararlo, pero sí que lo recomiendo para aquellos que les guste la historia.


Deja un comentario

Película nº 3: “Ant-Man”

Señores y señoras… hoy vengo a hablar de una pedazo de película: “Ant-Man”. Ya os dije con anterioridad que apenas puedo ser objetivo con las películas de Marvel puesto que soy fan de todas ellas. Pero creo que con esta se han superado.

Os dejo la sinopsis para los que no sepáis de qué película hablo:

El estafador Scott Lang (Paul Rudd), con ayuda del traje de Ant-Man que tiene la capacidad de reducir su tamaño a las dimensiones de un insecto, debe mostrar su lado heróico que lleva dentro para ayudar al doctor Hank Pym (Michael Douglas), llevando a cabo un atraco y así proteger el mundo de una peligrosa amenaza.

https://i2.wp.com/s2.dmcdn.net/Ll9ve.jpg

Todos estos meses anteriores le han dado mucha publicidad y le dieron mucha caña en diferentes sentidos. Yo ya iba con buenas expectativas, tampoco muy exageradas, pero las tenía. Y cuando salí de cine tenía la necesidad de contarles a otros lo chula que está.

En serio, de todas las películas de Marvel, creo que es la más completa. Para empezar, como cualquier película de esta casa, tiene acción, sin embargo, no es igual que en las demás donde vuelan por los aires, saltan tejados, disparan rayos raros… En esta, el hecho de jugar con el tamaño lo hace hasta divertido, pero sin perder la tensión que debe haber en las peleas. Que por cierto, yo iba algo asustado por los efectos especiales, veía complicada la idea de jugar con las dimensiones, pero fue un lujo disfrutar de las cosas a un tamaño más reducido o más grande, depende como se mire.

También tiene humor, eso últimamente no falta en Marvel, aunque en esta ocasión han aumentado bastante la dosis. Éramos pocos en la sala, pero hubo momentos en los que solo había carcajadas, creo que ni con nuestro irónico Tony Stark me he reído tanto.

Hasta hay un poco de drama en una situación determinada que lo exigía.

La trama para mí está bien construida, no la veo forzada y la veo muy coherente (he visto películas donde no había lógica ninguna, todo era puro guión). Encima hilan temas de “Los Vengadores” e “Hidra”.

Si es que en realidad no tengo queja ninguna, de verdad, para mí está entre las 5 primeras de Marvel. Yo por mi parte os la recomiendo y os tengo que decir que hay sorpresa al final, como siempre, de eso no falta.


Deja un comentario

#12 Frase de lunes

¡Lunes! Por fin empezamos la semana, a ver si pongo los frenos que he tenido un fin de semana de no parar, ya os diré porqué. Ahora toca frase y aquí os la dejo.

“Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.” – Proverbio árabe

https://i0.wp.com/psicoblog.com/wp-content/2013/02/aqui_y_ahora.jpg

Una de las preguntas que hago cuando doy una de mis charlas, generalmente a un público adolescente, les hago una pregunta clave: “¿Si murierais hoy, si murierais esta noche, al final del día, moriríais felices?” Todo se queda en silencio… nadie dice nada, ni una palabra (salvo aquellos que tienen que destacar y sueltan alguna chorrada). Demuestro con esa simple pregunta que no están contentos, que si se marcharan de este mundo lo harían sin haber estado satisfechos de lo que hicieron a lo largo del día.

Lo curioso es que hasta los profesores suelen venir a mí y recordarme esa pregunta tan grande que algunos ni siquiera se han planteado. Me felicitan por hacer recapacitar sobre algo tan sencillo. Y es que no nos damos cuenta, pero vivimos todos los tiempos, menos el ahora…

Con todo esto quiero decir, que hay que vivir el presente, lo que no significa estar de fiesta todo el día, ni estar cada segundo con amigos o con la pareja, sino saber aprovechar cada momento porque quién sabe si ese instante no va a ser el último… Vivid aquí y ahora.