Kevin Mancojo

Diario de a bordo


6 comentarios

#7 Frase de lunes

Siento llegar tan tarde con la frase de lunes, es que esta mañana no he parado, pero aquí estoy y os dejo con algo que espero que os saque la sonrisa del día:

“Ni tus peores enemigos pueden hacerte tanto daño como tus propios pensamientos” – Buda

263201-werecat

Nuestro querido Buda tiene frases para todo y esta es de mis favoritas. Creo que es obvio a lo que hace referencia. El hecho de tener la idea de que otros pueden hacerte daño, ya lo está haciendo, pero si ni siquiera le das vueltas al asunto, si liberas tu mente de cargas absurdas que solo te causan dolor, vivirás con mucha más tranquilidad. Hace tiempo que aprendí esta lección, tuve la suerte de ello y la verdad es que se vive mucho mejor. Comprendí que lo que otros digan o hagan te dolerá solo si quieres que te duela, lo creáis o no… Y podréis decir: “¿Pero es que me han hecho esto y aquello?”. Os diré que yo no soy diferente al del resto de seres humanos; también abusaron de mi confianza, me dejaron plantado, no recibía ni las gracias hasta que comprendí que todo es cuestión de la actitud…


Deja un comentario

Vídeo: “Un ticket peleón y el agua bendita”

¡Vuelvo con otro vídeo más! Y de nuevo con los mellizos. Esta vez nos hemos ido a la capital e hicimos una rápida, pero divertida visita.

En serio, disfruto mucho con esto. No solo grabando, que también, sino editando. A veces me veo algún trozo de algún clip (cuando se edita el vídeo, cada trocito es un clip) solo porque me empiezo a reír como un niño. Imagino que los que ven mis vídeos lo hacen porque disfrutan con ellos, ese es en parte el objetivo. Y seguiré haciendo esto porque me divierte mucho aunque a veces me dé pereza montar todo o sacar la cámara de la mochila. El resultado final, más las respuestas de la gente, me hace querer seguir con más ganas todavía. Ya lo he dicho varias veces, esto sin los que estáis al otro lado no funciona.

Solo puedo decir que seguiré así, trataré de traer algún vídeo cada vez que pueda, que espero que sea sin pausas muy largas y espero que os lo paséis bien viendo este. Yo la verdad es que me he reído un montón.


Deja un comentario

#6 Frase de lunes

Vuelve a ser lunes, qué rápido pasa la semana… Sea como sea, toca dejaros alguna frase y aquí viene:

“No sé a qué esperas si el tiempo no espera a nadie”.

https://i2.wp.com/curiosidades.batanga.com/sites/curiosidades.batanga.com/files/imagecache/completa/10-datos-importantes-sobre-el-tiempo-1.jpg

Creo que ya lo he dicho en otras entradas y suelo decirlo en mis charlas, debemos hacer lo que de verdad nos apasiona. Tenemos una sola vida y muy poco tiempo para aprovecharla. Si queremos hacer algo, si nos apetece ir a algún sitio, si tenemos ganas de hacer nuevas actividades, solo tenemos que hacerlas. No hay excusas, no hay un: “Qué vergüenza” o “No soy capaz”. Esas cosas son así porque nosotros hemos creado esa idea, solo hay que cambiar esa actitud y vivir hoy porque mañana… quién sabe, tal vez no exista.


Deja un comentario

Por amor al arte

Empieza el verano y noto como tengo esto abandonado. No paro de hacer cosas, mis amigos ya están un poco más desocupados, yo también y al fin nos vemos las caras más a menudo. Además ayer hubo un festival de danza y hoy habrá una obra de teatro en un rato y esto último era en lo que más me quería centrar…

La música, la pintura, el baile, el teatro, entre otras que se me escaparán ahora mismo, forman parte de algo a lo que siempre he tenido una clara idea: transmitir sentimientos y emocionar. Es algo que he admirado muchísimo porque, encima de requerir mucha concentración y mucha precisión, tienes que ser capaz de transmitir. Y creo que para que un pintor, un actor, un músico o un bailarín (lo siento por no ponerlo en femenino, sé que hay muchas chicas con arte por ahí) pueda transmitir tanto, primero tiene que sentirlo él mismo… Después, creo que ni siquiera necesita aprender técnicas, le sale solo, del alma. Aunque está claro que este tipo de personas nunca se quedan estancadas, siempre buscan más y más hasta que se les rompa el pincel, la guitarra o un tobillo. Es tremendo ver como esta clase de gente se exige sin detenerse un momento.

Aquellos que bailan están moviéndose con cada nota musical que escuchan, en ocasiones ni les hace falta la música, los pintores observan cada ángulo y cada paisaje, admirando sus combinaciones de colores y al músico te lo ves susurrando canciones mientras está con sus cosas. Por eso me parece admirable, porque lo aman tanto que lo transmiten a los demás cuando ellos solo lo hacen por el puro placer que les da y poder cedernos a nosotros una pizca de su ser, algo que a veces hacen sin darse cuenta.

Como dije, ayer hubo un festival de danza y pude ir. He de decir que hubo un par de bailes con los que me vino un escalofrío de esos que solo vienen cuando te han tocado el alma. Son esos momentos en los que te das cuenta que te han transportado a su mundo y que lo que te rodea ha desaparecido por un instante.

Dicen que esta rama de los estudios es la que menos salidas tiene y la verdad es que no sé si es así, pero sin ellos perderíamos mucho, no podríamos completar el puzzle que nos compone. Así que, hoy le doy las gracias a todos aquellos que aman algún arte con el que transmitirnos una pizca de ellos y le doy las gracias a las personas que me emocionaron en su momento y lograron llevarme a su mundo para disfrutar de él.

https://i1.wp.com/www.ciw.edu.mx/wp-content/themes/centroUniversitario/images/img-arte-cultura1.jpg


2 comentarios

Vídeo: “Tag: say anything (di algo)”

Ayer fui a casa de unos amigos míos y les propuse hacer un reto: decir sustantivos cada uno de nosotros en orden sin repetir ninguno y sin tardar mucho en decir alguno. Parece fácil, pero no lo es, os lo aseguro… si te concentras en tus palabras, perderás por repetir la de los otros, si te concentras en los demás, perderás por tardar mucho o no pensar algún sustantivo directamente. A veces hasta solo se te ocurre decir la que ha dicho la persona anterior y bueno… es una forma tonta de perder.

Cuando se lo propuse aceptaron, hasta me dejaron grabar para hacer un vídeo y la verdad es que creo que ha quedado muy divertido. Nosotros nos lo pasamos genial y nos echamos muchas risas. Espero que vosotros también. Os dejo el vídeo para que dejéis de leer y disfrutéis de nuestras tonterías:


2 comentarios

#5 Frase de lunes

Otro lunes más y ya sabéis lo que toca, una buena frase para empezar bien la semana. Aquí viene la de hoy, a ver si así empezáis mejor el día:

“No puede haber un mañana mejor si continúas pensando en el ayer”.

https://i1.wp.com/www.marketingguerrilla.es/wp-content/uploads/2014/01/Amanecer.jpg

Uno no debe anclarse en el pasado por haber cometido errores, lo hecho, hecho está, no se puede cambiar por más que uno se esfuerce. Los fracasos se tienen que tener en cuenta y seguir mejorando para crecer cada día un poco más. Así que, si miráis hacia atrás que sea para ver el camino que habéis recorrido y no para llorar vuestras derrotas.

 


2 comentarios

La energía de las personas mayores

El viernes hubo un encuentro entre el voluntariado y los del banco del tiempo de aquí. Yo me apunté, soy de los que se apunta a un bombardeo y la verdad es que me lo pasé genial.

A pesar de no conocer a casi nadie, solo a algunos y de vista (tengo que decir que casi todos eran personas mayores del pueblo), disfruté viendo cómo se ponían a bailar y a cantar, ¡y eso es un ferry! Sí, fuimos en un ferry y les pusieron música, una fiesta sin música no es una fiesta. Había momentos que el barco se balanceaba fuertemente y se veía como todos los que estaban de pie bailando, se iban hacia un lado y hacia el otro.

Yo tengo trato con muchas personas mayores, al menos con aquellas que me resultan muy interesantes porque parecen tener una mentalidad joven, de mi edad, aunque tengan un cuerpo muy cascado. Bueno, no todos lo tienen fastidiado, es más, en el encuentro hubo una persona de unos 80 años y bailaba flamenco… Obviamente no como una de 20, pero no se le notaban para nada esos años. Cuando lo dijeron me quedé muy sorprendido.

La verdad es que con todo esto pude llegar a una conclusión: cuando se llega a una determinada edad, uno se vuelve a sentir joven. Y creo que la razón de esto es que los mayores se acaban dando cuenta de que no hay que darle tanta importancia a los problemas y que hay que vivir como si cada día fuera el último (algo que siempre les digo a los chavales en mis charlas). Por eso, la mayoría vuelven a parecer adolescentes.

Lo malo de los años es que tienes mucha experiencia, cuando ya apenas puedes utilizarla…

Quiero acabar dejando un vídeo, ya sabéis que me ha dado por grabarlo todo así que, aquí os lo dejo. Espero que os guste:


3 comentarios

El último vídeo

Sé que algunos ya habéis visto mi último vídeo, pero cree la categoría de Youtube para esto, para cuando empezara a crear este tipo de contenido. Así que, cada vez que tenga un vídeo, lo publicaré y lo tendréis en ese apartado. A veces publicaré algo más al respecto y otras pues seré más breve, tanto que tal vez sea suficiente con lo que os diga en el vlog.

Ahora os dejo con el último vídeo que fue de hace casi una semana y espero poder traeros muchos más así porque, sinceramente, lo disfruto muchísimo.


2 comentarios

#4 Frase de lunes

Perdonadme por no publicar tan a menudo esta última semana, es que no he parado. Edité un vídeo hace poco (mañana le dedicaré una entrada), volví al instituto a pedir un par de cosas, tuve exámenes de la escuela oficial de idiomas (hoy tengo otro), etc.

Pero a pesar de todo, los lunes deben ir acompañados de una buena frase para empezar bien la semana, así que, allá va:

“Los mejores sueños ocurren cuando despiertas”.

https://eelenanelee.files.wordpress.com/2012/11/suec3b1a_con_los_pies_en_la_tierra.jpg?w=529&h=317

Así que ya sabéis, ¡menos dormir y más actuar! Por ciero… Nunca dejéis de sonreír…


8 comentarios

“El nombre del viento”

Hace dos semanas o así que volví a la biblioteca. Días antes hablé con unos amigos sobre un libro: “El nombre del viento”, el primero de una trilogía de Patrick Rothfuss. Ya había oído hablar de él con anterioridad, y muy bien además, por lo que fue lo primero que le pedí al chico. Cuando vi el tamaño, me preocupaba que no me fuera a interesar o que entre unas cosas y otras tardara más del tiempo establecido para leerlo, pero para nada… hacía mucho que no me zampaba un libro como me he llegado a zampar este. Leía sin parar, preferí dejar de ver vídeos y de parar de jugar solo para acabarlo.

https://kevinmancojo.files.wordpress.com/2015/06/3f441-el-nombre-del-viento2-jpg.jpg

Para empezar, os dejaré la sinopsis como siempre: “He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mi.”

Sé que dice poco esta sinopsis, pero creo que es suficiente para ver que el protagonista tiene una vida llena de aventuras. Y así es, el chico no para. Cuando no se mete él mismo en un lío, pues no pasa nada, ya le meten los demás en alguno, bueno, más bien su antagonista.

Sinceramente, me he enamorado de este libro, es de mis favoritos. Para empezar, es interesante la forma en que se construye la novela porque es una historia dentro de otra, es decir, el protagonista cuenta su propia vida a otras dos personas. Hay interludios donde se interrumpe momentáneamente la aventura o las hazañas del chico para volver al presente, donde Kvothe vuelve a ser el posadero en el que se ha convertido. Esto para mí ya es más que interesante, nunca leí algo así y me resultó muy curioso porque no se hace complicado ni pesado.

Por otra parte, es un mundo completamente ficticio; hay “magia”, pero no como la que conocemos, es mucho más complicada, aunque se termina por comprender. Además existen seres muy dispares y una historia de ese mundo de la cual te vas haciendo partícipe. Es mejor que estudiar la historia de los institutos, os lo aseguro.

Y a pesar de lo anterior, es lo más cercano a la realidad. Se nota (al menos yo lo he notado) en que no todo va a salir perfecto aunque lo pueda parecer a primera vista. La vida del protagonista da muchísimos tumbos como para que el lector no se dé cuenta de que es demasiado real. Nos podría pasar a cualquiera, es más, me apuesto la cabeza a que ha habido casos muy parecidos en nuestro mundo. Esta parte es la que más me agrada porque todo es muy natural, como las típicas leyes de la vida por las que todos tenemos que pasar alguna vez.

Encima hay muchos personajes y todos muy interesantes. Cada uno tiene un toque que te ancla a su personalidad. Por ahora no tengo nadie que sea mi preferido porque me encantan todos. Y lo más importante es que vas a saber que te puedes echar unas risas con determinados personajes. Al igual que vas a cabrearte en el momento en que aparezcan otros.

No tengo pega alguna con este libro. Es de lo más completo que he podido leer desde hace mucho tiempo. Lo comparo mucho con “El médico” de Noah Gordon porque, como os digo, representan mucho la realidad y el paso del tiempo, a pesar de que “El nombre del viento” sea un mundo lleno de magia.

Si tuviera que calificarlo lo haría con un 10. Es un libro de los que merece la pena lucirlo en la estantería.