Kevin Mancojo

Diario de a bordo

El talento

11 comentarios

Ayer empecé un curso de coaching. Esta palabra inglesa que se ha puesto tan de moda actualmente es un método para sacar la mejor parte nosotros para poder rendir con la mayor capacidad posible. En realidad tiene diferentes definiciones (la que os he explicado tiene parte de mi propia cosecha), creo que es difícil encontrar dos iguales, pero sí que todas quieren transmitir lo mismo: debemos sacar lo positivo que tenemos en nuestro interior, mentalizarnos a ello y sacarle el mayor jugo posible.

El curso tiene pinta de que me va a gustar porque con el profesor comparto muchas ideas, pero de lo que quería hablar, que fue lo que me llevé del día de ayer, es que tenemos que encontrar nuestro talento.

Una de las cosas que el profesor dijo es que se nos cortan las alas, por así decirlo; tal vez un niño adore dibujar y en vez de apuntarlo a pintura, lo meten a fútbol, cuando el crío no lo disfruta de verdad. Y esto es uno de los miles de ejemplos que hay en este mundo. No sé a ciencia cierta el motivo de porqué se hace esto, pero llegué a la conclusión de que se debe a que nuestros padres quieren que consigamos lo que ellos no pudieron alcanzar. Un error bastante gordo, pero lo hacen con buena fe. Y por supuesto que esto no ocurre en todos los casos, pero sea como sea, sucede…

Y es una pena que el don que tenemos cada uno de nosotros quede cohibido porque a veces incluso resulta complicado descubrir cuál es. Pero una vez que se tiene y se sabe uno puede dedicarle horas. Llega el momento en que si no te avisan otras personas, no te das cuenta de que ha pasado media tarde.

Cuando el profesor habló sobre esto, me di cuenta de que esto me pasa con las charlas (por suerte tengo un buen reloj biológico y manejo las horas bastante bien). Cuando empiezo, no paro. El tiempo se pasa volando y las caras de las personas me indican que aunque pasen dos horas más, no habría problema.

Hoy me ha pasado, hoy tuve otra charla y esta clase era algo más adulta, eran muy receptivos. Llegamos incluso a coger unos 10 minutos de la clase siguiente solo porque yo podía seguir contando cosas y porque ellos podían seguir escuchándome como a niños que les cuentan una historia.

Solo tengo 22 años, no he vivido tantas tragedias ni aventuras como otras personas, pero de un modo u otro logro meter al público en una bola en la que solo estamos ellos y yo, nadie más.

Ese es mi talento, al menos eso creo y quiero seguir este camino por mucho tiempo. Todos tenemos un don, solo hace falta encontrarlo.

Anuncios

11 pensamientos en “El talento

  1. No nos conocemos personalmente, pero si en persona eres como en los vídeos no me extraña que los engatuses, y eso es talento. 🙂

    • Soy una mezcla entre el vídeo que hice para Floricienta y los demás vídeos. Suelo comenzar con humor y poco a poco voy bajando el nivel de risas para aumentar las reflexiones, pero nunca olvido soltar alguna de mis tonterías para reír un poco 🙂

  2. Yo hace unos años estuve por apuntarme a un postgrado de coaching. Siempre me pareció muy interesante. Espero que te guste el curso y que le saques partido. Tienes mucha razón en lo que dices… La gente que hay a nuestro alrededor tienen un efecto muy influyente sobre nosotros…

    Feliz fin de semana^^

    • La forma en la que lo está impartiendo este profesor la verdad es que resulta muy increíble. De una forma u otra acabas mirando en tu interior y ves la porquería que se ha acumulado a lo largo de tu vida. Cada vez que consigue que alguien vea lo que tiene dentro, me fijo en lo que dice y hace, tal vez me sirva para mis charlas 😛
      La sociedad en general nos influye, nos da miedo que ellos piensen que nosotros hacemos…
      Feliz fin de semana para ti también 😀

      • Claro que si!! Hay personas que solo te cargan negativamente y te desaniman a seguir tus sueños. En ese momento no lo ves, pero luego pasa el tiempo y te das cuenta de lo tonto/a que fuiste por “dejarte influir”.
        Me alegro mucho de que empatices con el profesor, así podrás aprovechar el curso mucho más 🙂

      • Sí, es una pena, pero sí. Yo por suerte ya he aprendido mucho sobre este tema 🙂
        Y sí, pensamos muy parecido el profesor y yo la verdad, me entra la risa tonta y todo jajaja

  3. Me encanta que hayas encontrado uno de tus dones como ser humano y que lo disfrutes y lo desarrolles con libertad. Me alegra y además los que te escuchan también se alegran. Seguro que si! Pues Felicidades y sigue así, ayudando de esta forma a los demás. No todos pueden decir que son coaches. Eso se nace o no se nace. Fuerte Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s